Sidebar Header

Sidebar Header

No te registro

No te registro

A usted le habrá pasado en más de una ocasión. Va por la calle y, de repente, se enfrenta a una persona que con una amplia sonrisa la saluda cordialmente y piensa que ella está confundida. Seguramente, ante su cara de asombro y de “hacer memoria”, muy pronto se devela la incógnita y esa persona le explica que fueron compañeras de trabajo hace unos años. Entonces surge la inquietud y el interrogante: “¡estaré perdiendo la memoria?”. Ocurre que la capacidad de reconocer personas y objetos familiares se pierde cuando se reducen los niveles de acetilcolina, una proteína que es indispensable para reciclar un mensajero químico entre las neuronas. Esa sustancia se almacena en pequeñas esferas huecas o vesículas que se ubican en los extremos de las neuronas. Una proteína controla el almacenamiento, la liberación y la recuperación de este mensajero químico y, cuando no hay suficiente, se produce la pérdida de capacidad para discriminar entre personas familiares y no familiares.

admin | PSICOLOGÍA | Sábado, 12 abril 2008
Etiquetas: , , , , , , ,

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un comentario

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI