Sidebar Header

Sidebar Header

Que es el calcio

El calcio ocupa también un lugar de toda primera fila en el mecanismo digestivo humano y en el desarrollo de su esqueleto. Es el elemento principalísimo que asegura la formación y solidez de los huesos, así como la calidad del material dentario. Tiene también un papel importante en el equilibrio del sistema nervioso.
Contrariamente a lo que acontece con el cloruro de sodio, el calcio no se encuentra en la naturaleza en forma orgánica, es decir en forma susceptible de ser asimilada por nuestro aparato digestivo. Las otras sales minerales tampoco. Hay que buscarlas en nuestros alimentos, notablemente en los vegetales, donde se presentan en forma orgánica.
De nada serviría raspar una pared e” ingerir el polvo de cal recogido, porque se trata de una sal mineral inorgánica que nuestro organismo no podría asimilar. Tampoco considero beneficiosa la práctica bastante simplista de algunas personas de poner cascara de huevo picada en el vino para “calcificarse”. Si el estómago de una gallina puede hacer su provecho de este “picadillo de cascara”, el estómago humano funciona de una manera totalmente distinta.
Es por eso que, en los casos de enfermedad por carencia, es decir por insuficiencia calcica, los médicos prefieren administrar los preparados de calcio medicamentosos por medio de inyecciones endovenosas, para que vayan directamente a la sangre.
Por la vía bucal se asimila mal, poco, o nada, máxime en los estados anormales que el médico trata precisamente de combatir. Fuera de su papel dominante en el aspecto, constructivo y funcional de los huesos y de los dientes .existe una pequeña fracción de calcio, quizás el 1 ó el 1 % % de su totalidad en el cuerpo humano que no está localizada en el esqueleto, pero que existe parcialmente como “iones”, diremos rastros de calcio que tienen importancia fundamental en la acti-vida de los nervios y músculos, así cómo del .propio corazón. También tiene importancia fisiológica en la coagulación de la sangre y en la conservación de la permeabilidad de las membranas.
La utilización del calcio contenido en los alimentos ingeridos varía considerablemente según los individuos, según el normal funcionamiento de sus glándulas endocrinas, y, también, según su alimentación acostumbrada. Una dieta rica en albuminoideos (pró-tidos) favorece enormemente la absorción de calcio en una proporción que llega al doble y hasta el triple de la absorción realizada bajo una dieta pobre en proteínas.
La cantidad real de calcio que el hombre necesita ingerir o mejor dicho “utilizar” diariamente es sumamente difícil de precisar. Esta depende de numerosos factores, circunstanciales unos y fisiológicos los otros. Por eso encontramos cifras tan dispares entre los rhás prestigiosos autores especializados en problemas de nutrición.
. Se puede recomendar, sin embargo, un mínimo diario de 0,8 a 1, gramo para hombres y mujeres adultos. 1,0 a 1 % gramo para niños y de 1 % a 2 gramos para la segunda mitad del embarazo y durante la lactancia. (Cifras recomendadas por el “Food ar.d Nutrition Board”).
En lo que se refiere a los niños en pleno período de crecimiento, hay que hacer lo posible para aumentar notablemente la cifra mínima que hemos dado y tratar de llevarla a una cantidad de tres a cinco gramos por día, según los casos.
Entre los alimentos más comunes, los más fuertes abastecedores de calcio son: la Leche, el Queso fresco y los Huevos.
Un litro de leche nos da casi 1 gramo y % de calcio.

admin | La alimentación,Las sales minerales | Sábado, 31 julio 2010
Etiquetas: , ,

Que es el cloruro de sodio

CLORURO DE SODIO.
La principal sal mineral que ingerimos diariamente es, sin duda alguna, el cloruro de sodio, que no es otro que la humilde sal común con la cual condimentamos nuestros alimentos, pero que es imprescindible para el bienestar orgánico humano.
Esta modesta sal de cocina es la que regula el equilibrio celular y humoral, es la que asegura la debida clorhidria de nuestros jugos gástricos, es la sal de los tejidos que preside la realización de los intercambios.
Tanto lo sabía el empirismo de nuestros lejanos antepasados que, desde tiempos inmemoriales, la sal hizo funciones de agente de cambio desempeñando el papel del dinero moderno en los trueques entre pueblos y tribus. En vez de monedas de oro, de plata o de cobre, se solía pagar los productos indígenas de ciertas reglones con tabletas de sal.
En el centro del África Ecuatorial existen aún algunas tribus primitivas, como los famosos pigmeos, para quienes no hay pro-srnto tan ansiado y bien recibido como una bolsa de sal. En la Edad Media, tanto los señores medioevales como los mismos reyes europeos, entre los cuales debemos citar los reyes de Francia, cobraban a sus siervos y subditos “la gabelle” que no era otra que un impuesto a la sal. Tambien te recomendamos visitar el sitio estética donde encontraras más información sobre alimentacion equilibrada.
Se calcula que el hombre adulto debe ingerir alrededor de 15 gramos de sal común (cloruro de sodio) por día.

admin | alimentos sanos,Las sales minerales | Viernes, 30 julio 2010
Etiquetas: , ,

Cuales son las sales minerales

Todas estas sales minerales de las cuales hemos hablado y que son imprescindibles en la estructuración de nuestro organismo y para su buen funcionamiento se presentan en forma de cloruros, fosfatos, carbonatos, sulfatos, fluoruros y silicatos de calcio, de sodio, de potasio, de hierro, y de magnesio.
Prácticamente no producen calor ni energía pero desempeñan un papel muy importante en nuestro metabolismo y en el equilibrio funcional de la máquina humana. Tina dieta desprovista de sales minerales conduce a la muerte en corto plazo; mientras que si los contiene en exceso, no ocasiona ningún perjuicio porque el mismo organismo se encarga de eliminar el excedente. Salvo que éste sea tan fuertemente desproporcionado que provoque perturbaciones que pueden llegar a ser de cierta gravedad.

Etiquetas: , ,

Los alimentos para una buena nutricion

La buena nutrición del hombre necesita de una dieta algo compleja en la cual entran en proporciones determinadas unos elementos que podemos dividir en dos tipos:
EL TIPO A. – El tipo A está compuesto de:
Los alimentos plásticos o constructores, que comprenden las proteínas o albuminoideos y que se suelen llamar también alimentos proteicos. Son los Prótidos.
Los alimentos energéticos representados por los Glúcidos y que comprenden toda la gama de los Hidratos de Carbono.
Los alimentos térmicos y de reserva representados por los Lipidos y que comprenden los ácidos grasos y los lipoides o grasas neutras.
Estas tres categorías de alimentos: prótidos, glúcidos y Hpidos tienen funciones perfectamente delineadas; pero los tres pertenecen al grupo de los alimentos calóricos. En su papel calorífico, cualquiera de los tres puede ser reemplazado automáticamente por alguno de los dos restantes o por su- combinación. El mismo organismo se encarga de esta inconsciente tramutación.
En consecuencia, es lógico deducir que estos tres alimentos sufren desdoblamientos o, preferentemente, desintegraciones o trasformaciones durante el proceso digestivo. Donde es más exacto hablar de desdoblamientos es en los Glúcidos o carbohidratos, notablemente en los azúcares, ya que, como lo expliqué anteriormente para los azúcares compuestos, la Sacarosa se divide en Glucosa y Levulosa, la Lactosa en Glucosa y Galactosa, y la Maltosa en Glucosa y Glucosa.
EL TIPO B. – En el tipo B encontramos:
1. Los elementos estructurales y de aleación representados por las sales minerales que entran en la composición del esqueleto humano, de los dientes y de la propia sangre.
Las principales sales minerales son las de calcio, de sodio, de potasio, de fósforo, de hierro, de magnesio, de cloro etc.
La falta de estos elementos determina gravísimos trastornos nutritivos por carencia; como el raquitismo y ciertas anomalías óseas cuando hay falta de calcio, sin contar sus efectos desastrosos en la dentición y en el mismo sistema nervioso; como la hipoclorhídría y sus consecuencias en la falta de cloruro de sodio, nuestra vulgar sal de cocina; como la anemia en la falta de hierro, etc.
Fuera de la sal común y de ciertas combinaciones fosforadas,, las sales minerales se encuentran preferentemente en estado asimilable en las frutas, las hortalizas y las legumbres.
2. Los elementos vitalizado-res, como las Vitaminas, que, sin ser alimentos propiamente dicho, porque no tienen efectos nutritivos, son imprescindibles para lograr una nutrición complota.
Sin las vitaminas, muchos intercambios del complicadísimo laboratorio humano no se producirían. Tienen funciones de catálisis, es decir que excitan, despiertan y estimulan las propiedades de los alimentos, poniendo en valor sus respectivas características,, a la vez que actúan poderosamente sobre los órganos, los sentidos y el mismo sistema nervioso.
Por lo tanto, las vitaminas son catalíticas; pero también son fijadoras, porque ayudan a asimilar y retener las sales minerales que necesitamos.
La falla de vitaminas produce la avitaminosis, con sus graves consecuencias, como la xéroftal-mia, el beri-beri, el escorbuto, el raquitismo, la esterilidad, la pelagra, etc.
3. Enfín tenemos los alimentos protectores. Se da el nombre de protectores a los alimentos que, además de su valor nutritivo propio, contienen las sales minerales y las vitaminas necesarias para ase’gurar una nutrición correcta.

Etiquetas: , ,

Recorrido de los alimentos en el aparato digestivo

En este grabado podemos apreciar el proceso de transformación y desdoblamiento de los almidones durante su recorrido por  el  aparato digestivo.
En la boca se produce su transformación en destrina y maltosa, por el efecto de la diastasa salivar llamada “ptialina”. La saliva “mixta” es la combinación de tres tipos de saliva que provienen de las secreciones de tres pares de glándulas dispuestas una de cada par en cada lado de la cara.
Estas glándulas son (N° 1) las glándulas parótidas dispuestas un poco abajo del hueso temporal y que secretan una saliva fluida, destinada especialmente a facilitar la masticación, por medio del canal de “Stenon”; (N° 2) las glándulas sublinguales, situadas debajo de la lengua y Que vierten, por el canal de “Bivinus”, una saliva espesa que ayuda a “tragar”; (N° 3), las glándulas submasilares, debajo del maxilar inferior, y que por intermedio del canal de “Warton”, dan la saliva que interviene principalmente en la definición gustativa de los alimentos.
El N°4 nos muestra el estómago, donde los almidones no sufren mayor transformación pues su digestión necesita medios alcalinos. El N°5 representa el Páncreas cuyo jugo posee tres fermentos: la “tripsina”, la “esteapsina” o “lipasa” y la “amilonsina”. Esta última es la que continúa la transformación de los almidones en maltosa y luego en glucosa.
La completa terminación del desdoblamiento en glucosa se produce en el intestino, notablemente en el duodeno, por medio de la amilasa del jugo intestinal  (N° 6).

admin | hidratos de carbono en alimentos,La alimentación | Lunes, 26 julio 2010
Etiquetas: , ,

Alimentos que contienen hidratos de carbono

LOS ALMIDONES.
Hemos dicho que la digestión de los almidones es mucho más laboriosa y complicada que la de los otros hidrocarbonos. Vamos a tratar de explicar el porqué en la forma más sencilla posible.
Por su estructura y su composición química complejas, el almidón necesita ser literalmente desintegrado y transformado en elementos más sencillos para ser absorbido por el tubo digestivo.
Esta desintegración o dislocación está a cargo de tres fermentos, de tipo alcalino y que se llaman enzimas o diastasas, producidos por unas glándulas apostadas estratégicamente a lo largo del camino.
Las primeras son las glándulas salivares: glándulas parótidas, glándulas sublingual y glándulas submaxilares. Estas, durante la masticación, imbiben literalmente el bolo alimenticio que se va formando con un fermento salivar llamado “Ptiallna”.
Esta enzima ataca rápidamente el almidón y empieza a transformarlo químicamente. Para darse cuenta de este cambio, basta masticar cuidadosamente un trozo de pan para sentir, al cabo de un rato, un sabor dulce característico de la maltosa. Esto comprueba que la saliva juega ún papel importantísimo en la digestión de los almidones, y comprueba también el rol enorme de una masticación perfecta en el proceso digestivo.
El segundo fermento o diastasa es la “amilopsina” producida por el páncreas y que, ayudada en algo por la lipasa de la pancreatina, desdobla los azúcares y transforma los almidones.
En fin, las numerosas glándulas pequeñas que esmaltan el intestino delgado terminan el proceso desintegratorio con su “amilasa”. El almidón fué transformado en “dextrina”, luego en “maltosa” y finalmente “en glucosa”, aspecto bajo el cual será absorbido por las vellosidades de las paredes intestinales para ser vertido en el torrente sanguíneo donde irá a desempeñar sus funciones de combustible y suministrar calor y energía muscular.
Es bueno hacer notar que, mientras el bolo alimenticio atraviesa el estómago perfectamente impregnado de ptiallna, el ácido clorhídrico del jugo gástrico neutraliza en parte la acción de este fermento; pero se ve entonces ayudado circunstancialmente por una verdadera concentración de glóbulos blancos que acuden a brindarle el confortable apoyo de su poder amilolítico (que digiere el almidón). Luego, al salir del estómago, se- encuentra nuevamente en el medio alcalino oue le es favorable y se ve reforzado por la acción poderosa de las otras dos diastasas de las cuales hemos hablado anteriormente: amilopsina y amilasa.
Las criaturas menores de seis meses no digieren el almidón por insuficiencia orgánica de las glándulas que hemos citado y que no han llegado aún a un suficiente desarrollo como para secretar los fermentos necesarios. Es por eso que los médicos de niños proscriben dar harinas a los lactantes antes de esa edad.

Etiquetas: , ,

La miel alimento rico en hidratos de carbono

La miel.
Como azúcar natural, en contraposición con el azúcar industrial que conocemos actualmente, debemos mencionar la miel.
Esta puede calificarse de azúcar mixta ponqué, si su esencia es vegetal, su elaboración es animal. En efecto, antes de llenar las celdas hexagonales de los panales, pasa .por el buche de las abejas donde sufre una transformación por efecto de un poderoso fermento llamado “Invertasa”.
Es por eso que la miel suele ser llamada azúcar predigerida o invertida.
Sus componentes principales son: 68 % de glucosa y levulosa, 7 % de sacarosa, 8 % de dextrina, 20 % de agua más o menos, sin contar una cantidad aprecia-ble de sales minerales y vitaminas. Esto la sindica, como un poderoso alimento concentrado.
La miel tiene una riqueza energética de 320 calorías por cada 100 gramos. En consecuencia es merecedora de un puesto destacado en la alimentación humana.

Etiquetas: , ,

Hidratos de carbono en el azucar

EL AZÚCAR.
El azúcar refinada es un hidrato de carbono químicamente puro; pero desde el punto de vista estrictamente dietético, adolece de un defecto grave:- está totalmente desvitaminizado y desmineralizado.
En consecuencia, su valor alimenticio es solamente relativo ya que su rol queda reducido a una exclusiva función energética muscular. Se recomienda generalmente a las personas que se aprestan a desarrollar un esfuerzo físico intenso, en calidad de tónico excitante. Pero su acción es corta.
Sin embargo, bajo su forma asimilable, es decir después de su transformación en glucosa, el azúcar es indispensable a la vida. Para su mejor asimilación, la dieta general debe contener una cantidad de vitaminas B en relación directa con la cantidad de azúcares o almidones ingeridos.

Etiquetas: , ,

Alimentos con hidratos de carbono

El rol de los carbohidratos en la alimentación del hombre es esencialmente energético; es decir que son proveedores de energía.
Elaborados por “Fotosíntesis” a expensas del anhídrido carbónico del aire y del agua, nos ofrecen la energía radial del sol cuya acumulación química será aprovechada y utilizada por nuestro organismo durante la digestión y asimilación de los alimentos vegetales.
El prototipo del hidrato de carbono es el azúcar blanca, o azúcar refinada, cuyo valor energético se calcula en 4000 calorías por kilo.
Debemos distinguir tres grupos de hidratos de carbono que son:
Los azúcares simples.
Los azúcares compuestos.
Los almidones.
Io) Los – azúcares simples o básicos no son afectados por los jugos digestivos. Los principales son: La Glucosa o Azúcar de uva, la Levulosa o Azúcar de Frutas, y la Galactosa >que forma parte de la lactosa o Azúcar de Leche.
2o) Los azúcares compuestos, bajo la acción de los fermentos digestivos se transforman y descomponen en azúcares simples.
La sacarosa (azúcar de Caña o de Remolacha) se divide en Glucosa y Levulosa.
La Lactosa o Azúcar de Leche se divide en Glucosa y Galactosa. La Maltosa o Azúcar de Malta se transforma en Glucosa.
3) Los almidones sufren las mismas transformaciones y divisiones, pero su digestión resulta más laboriosa y complicada.
En este grupo encontraremos el Almidón, las Féculas, la Celulosa, la Dextrina, la Goma, etc.
La Fécula tipo o Sea la Fécula de Papas tiene solamente 3250. calorías por kilo. La Harina de Trigo da 3500 calorías. Si quieres saber más información sobre las calorías te recomendamos la sección de nutricion de este sitio estética esperemos que lo visites.

Etiquetas: , ,

Cuales son los alimentos que nutren

Los alimentos que nutren son los que digerimos y asimilamos normalmente y que contienen, individualmente o en grupos combinados, todos los elementos necesarios a nuestra vida.
En realidad, se puede decir que no existe ningún alimento absolutamente completo, si bien el hombre puede vivir largo tiempo con una ración de tres a cuatro litros de leche cruda por día o con un kilo a un kilo y cuarto de pan integral. Pero encontraremos siempre en él alguna deficiencia, alguna anormalidad derivada de ese exclusivismo alimenticio.
Los elementos vitales de una dieta racional son los siguientes:
Hidratos de carbono. Grasas.
Albuminoideos (‘Proteínas). Lipoides.
Diastasas (Internas o externas) Vitaminas. Sales minerales. Agua.
No se puede prácticamente formular una escala exacta de relación entre esos elementos en la dieta diaria del hombre, ya que esta relación cambia fundamentalmente según la edad, el clima, el sexo, la complexión, el método de vida, las costumbres, la temperatura y las propias circunstancias.
Además, durante el proceso digestivo, la misma naturaleza se encarga de suplir la insuficiencia de algunos de ellos mediante la transformación adecuada de los que sobran. Por ejemplo, los al-, buminoideos combinados con los h’dratos de carbono pueden ser transformados en grasa, las grasas pueden ser transformadas en hidratos de carbono o en su forma asimilable (glucosa); pero no se puede suplir la falta de vitaminas o de sales minerales.

admin | Alimentación equilibrada,alimentos sanos,La alimentación | Miércoles, 21 julio 2010
Etiquetas: , ,