Sidebar Header

Sidebar Header

Defensas del cuerpo humano

LAS DEFENSAS DE NUESTRO CUERPO.
El sistema inmunitario es la red interactiva que contrôla y protège nuestro organismo. Sus células nos resguardan de los invasores nocivos taies como las bacterias, los virus, las células cancerosas y cualquier otro organismo que représente una amenaza. Al ser invadidas, estas células contraatacan, reparan el dano que haya sufrido nuestro cuerpo y eliminan los desechos que puedan haber quedado. Los siguientes, son algunos de los elementos que forman parte del sistema inmunitario:
Anticuerpos: Estas moléculas de proteina constituyen la primera lînea de defensa contra los agentes causantes de las enfermedades. Producidos por “células B” circulantes, los anticuerpos se unen a las moléculas de la superficie de los invasores o “antigenos”.
Células T colaboradoras: Una vez que han reconocido los virus o las bacterias, estas células se comunican con otras para “coordinar” la defensa.
Células T asesinas: Estas células tienen en su superficie re-ceptores capaces de reconocer a los invasores. Se unen al organismo invasor y le inyectan quimicos tôxicos para destruirlo.
Células asesinas naturales (NK): Las células NK no nece-sitan recibir la serïal de otra célula para reconocer y eliminar virus o células cancerosas, lo hacen por sî solas.
Fagocitos: Estos glôbulos blancos, incluyendo los monoci-tos, los macrôfagos y los granulocitos, rodean, engullen y digieren a los organismos invasores y ayudan al cuerpo a librarse de las células cancerosas.
Células T supresoras: Estas células tienen una importancia crucial, ya que disminuyen las reacciones del sistema inmunitario antes de que se descontrolen. Cuando el sistema inmunitario hiperreacciona, corremos el riesgo de contraer enfermedades autoinmunitarias, como la artritis, el lupus y la esclerosis multiple. Las células T supresoras mantienen el equilibrio del sistema.
Moléculas mensajeras: Las células del sistema inmunitario segregan diversas sustancias que envîan senales a otras células durante el ataque a un organismo invasor. Las moléculas taies como el interferôn, la interleucina-2 y el factor de ne-crosis tumoral estimulan las reacciones contra los virus y el cancer.

admin | Preservar la salud,Salud | Miércoles, 12 octubre 2011
Etiquetas: ,

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un comentario

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI