Sidebar Header

Sidebar Header

Tipo de personalidad

ADQUIERA UNA PERSONALIDAD DEL TIPO ACE.
“ACE” es una sigla en idioma inglés que significa “attend, connect, express’ (prestar atención, conectar, expresar). Los individuos con personalidad del tipo “ACE” “prestan atención” a su cuerpo y a sus emociones, “conectan” su estado físico y mental a circunstancias del pasado y del presente, y “expresan” abiertamente sus necesidades y sus sentimientos, Los psicólogos han descubierto que quienes poseen este tipo de personalidad, reducen sus tensiones interiores y gozan de una salud mejor que la de los demás individuos. Estas personas presentan una mayor cantidad de monocitos (glóbulos blancos de importancia crucial en la defensa del organismo ante las enfermedades) y esto las hace más resistentes a las infecciones y, probablemente, también al cáncer. Estudios llevados a cabo en los Estados Unidos han determinado que las mujeres con cáncer de mama que expresan sus emociones, manifiestan una menor recurrencia de la enfermedad que quienes no lo hacen. El factor ACE parece ayudar, además, a prevenir el asma, la hipertensión y la artritis reumatoide.
Para comenzar a desarrollar una personalidad del tipo ACE, realice lo siguiente:
Durante una semana, tome nota de los pensamientos, emociones, sensaciones y situaciones de su vida cotidiana. En base a estos decubrimientos, hágase preguntas tales como “¿Estoy teniendo suficiente descanso?”, “¿En qué momentos debería relajarme?, ¿Mis relaciones interpersonales me causan estrés porque no expreso mis sentimientos?” Si procede de acuerdo a sus respuestas, podrá recuperar la armonía y la au-toconfianza.
Otra herramienta para desarrollar una personalidad de este tipo, es aprender una técnica de relajación que lo ayude a tomar más conciencia de su cuerpo:
• Siéntese o recuéstese en una posición cómoda y respire profundamente.
• Concéntrese en la parte superior de su cabeza, luego centre la atención en alguna otra parte clave de su cuerpo, después en otra, y así sucesivamente.
• Busque las zonas de tensión luego trate de relajarlas, una por vez: los ojos, la mandíbula, el cuello, los hombros, los brazos, las manos, el pecho, la espalda, el abdomen, la pelvis, las piernas… No espere sentirse bien inmediatamente pero, con el tiempo, a medida que mejore su técnica, logrará una profunda sensación de relajación.

admin | Otros,Preservar la salud,Salud | Miércoles, 05 octubre 2011
Etiquetas: ,

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un comentario

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI