Sidebar Header

Sidebar Header

Hacia una buena recuperación

Para prevenir dolores y contracturas musculares, mantener un buen tono muscular y lograr un buen rendimiento deportivo, es preciso poner el acento también en la óptima recuperación. Tenga presente que:

• El buen descanso -físico y psíquico- y la alimentación adecuada son pilares fundamentales para la salud
• Un buen baño de agua tibia es un aliado esencial de la actividad física
• Olio es el masaje, que debe realizarse un día después de la práctica intensa: aumenta la circulación sanguínea y la oxigenación de los tejidos; contribuye con la eliminación de desechos del organismo y reduce la formación de nudos musculares, principal causa de dolor
• Para atenuar dolores derivados del esfuerzo de la competencia, muchos deportistas suelen hacer ejercicios el día posterior, y descansar recién al siguiente. Poner el cuerpo en marcha luego de una práctica severa les permite, además de un aumento en su masa muscular, iniciar el proceso de recuperación. Para los no deportistas, lo ideal es llevar a cabo una caminata, y ejercicios de estiramiento.
• Si se ha realizado un ejercicio de gran intensidad sin estar bien entrenado, una recuperación activa durante el período de enfriamiento permite eliminar ácido láctico muscular y contribuye a evitar molestias (calambres y dolores).
• Cuando se producen lesiones serias, lo mejor es aplicar hielo. Conocida médicamente como crioterapia, la técnica hace decrecer el metabolismo, controla la circulación local, reduce el malestar y permite soportar la lesión hasta que los tejidos estén listos para su recuperación. Otros tratamientos se basan en la aplicación de calor, pero funcionan mejor cuando se realizan algunos días después de ocurrida la lesión: el calor estimula la circulación sanguínea y relaja el tejido muscular. Pero, sobre todo, recuerde que en los desgarros, como así también cuando se trate de la aparición de dolores frecuentes, es indispensable consultar al médico. • Al finalizar la prueba se recomienda ingerir comidas saladas y las llamadas bebidas isotóni-cas, que reponen muy rápidamente el equilibrio electrolítico -el balance de sales en el organismo- gracias a que permiten rápida absorción, lo que no ocurre con las hipo o hipertónicas, es decir, aquellas que tienen baja o alta concentración salina respecto al organismo. Finalmente: la mejor prevención es no exigirle al nuestro cuerpo lo que no está preparado para darnos.

admin | Gym | Domingo, 19 febrero 2012
Etiquetas: ,

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un comentario

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI