Sidebar Header

Sidebar Header

Gana en agudeza visual y frena la miopía

Gana en agudeza visual y frena la miopía

Decidí prescindir de las gafas hace ya nueve anos. No lo hice sólo por comodidad. Debido a mi trabajo, llevar gafas suponía un problema (soy actriz). Y por otro lado no toleraba bien las lentillas”, explica Mercedes Filióla (en la fotografía superior), una actriz barcelonesa de 33 años que ha seguido la terapia visual para frenar la miopía. Al cabo de tres meses de realizar los ejercicios visuales, Mercedes notó que su visión mejoraba: “antes de empezar la terapia visual, a una distancia de tres metros veía borroso, y a seis metros lo confundía todo, incluso los colores. Ahora veo con nitidez a una distancia mucho mayor”.
Aunque probablemente su miopía es hereditaria (su abuelo, su padre y su hermana también la padecen), Mercedes ha conseguido detenerla: “hasta el momento en que decidí iniciar la terapia visual, cada vez que acudía a una revisión me decían que las dioptrías habían aumentado. Desde entonces, sigo revisando mi vista con regularidad y, de momento, el problema se ha estancado, algo que no le ha sucedido ni a mi hermana ni a mi padre, que siguen utilizando gafas y lentillas con una dependencia absoluta”.
El secreto para que estas terapias funcionen es ser constante. Hacer los ejercicios todos los días, como quien va al gimnasio o hace jogging. “Por la noche, antes de acostarme, practico los ejercicios para relajar la vista. Incluso durante el día, cuando estoy mirando un escaparate o paseo por la calle, empiezo a seguir los objetos como si estuviera haciendo terapia visual -explica Mercedes-. Sigo un coche que pasa, enfocándolo bien, o separo un par de zapatos de los del resto del escaparate, como si estuviera haciendo un zoom con la vista”.

admin | Consejos | Miércoles, 02 enero 2013
Etiquetas:

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Dejar un comentario

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI