Sidebar Header

Sidebar Header

Deseo de comer cosas dulces

“Pero ¿por qué tengo este ‘mono’ de azúcaг?”
El deseo apremiante de comer dulces se ha atribuido a problemas emocionales, a malos hábitos alimenticios o a una señal de que el cuerpo necesita una “inyección” de energía. Pero hay que desterrar algunos mitos, como el de que las personas muy golosas lo son porque están faltas de cariño. Según la psicóloga Laura García Agustín, no existe ninguna base para sacar estas conclusiones. Las investigaciones apuntan a una compleja combinación de causas físicas y psicológicas a la hora de inclinarse por un sabor. “Mientras que el sabor amargo se asocia con algo malo o dañino, el dulce se asocia a algo bueno -afirma el doctor
Alemany en su obra Enciclopedia de las dietas y la nutrición-. Quizá esta preferencia esté interiorizada desde que el hombre prehistórico se guiaba por el sentido del gusto para determinar cuándo un alimento estaba maduro. En cambio, el sabor amargo era señal de peligro, asociado con alimentos nocivos.

admin | Ansiedad y estres | Viernes, 29 marzo 2013
Etiquetas:

Disfuncion sexual en las mujeres

Tal como ocurre entre los hombres, las dificultades de las mujeres a la hora del sexo pueden manifestarse en 3 niveles: En el deseo o interes sexual; En la respuesta fisica frente a un estimulo (lubricacion durante el acto sexual); Durante el climax -orgasmo.
Segun los especialistas, despues de la maternidad el 25% de las mujeres queda con alguna disfuncion sexual. Entre sus causas se encuentran el cansancio, el dolor y la perdida de sensibilidad, pero el motivo mas frecuente es el desequilibrio hormonal que se ocasiona despues del parto.
Al parecer, la falta de  testosterona libre  afecta directamente el deseo sexual (lo cual tambien puede disminuir el deseo y el disfrute sexual en las mujeres que toman la pildora anticonceptiva ya que disminuye la produccion de foliculos y hormonas en el ovario).
Mas alla de  esta tendencia, consultar con su medico ante las primeras señales es fundamental, ya que es posible, con el  tratamiento adecuado, recuperar una vida sexual activa y placentera.

admin | Problemas en la pareja | Lunes, 25 marzo 2013
Etiquetas:

Cremas autobronceantes

 

La opción más sana: AUTOBRONCEARSE.
Los autobronceadores permiten el “milagro” de ponerse moreno sin tomar el sol gracias a la acción de la dihidroxiacetona, que se oxida al contado con el aire y, como consecuencia, aporta un tono marrón tostado a los aminoácidos de Ias capas más superficiales de la epidermis. Hasta hace poco, estos productos gozaban de cierta “mala fama” debido a que desprendían un olor no muy agradable y a que en algunas pieles dejaban un antiestético color naranja. Las nuevas formulaciones han superado estas trabas. Pero aún hay otra razón para convertirse en adicto al autobronceador: según un reciente estúdio Ilevado a cabo conjuntamente por universidades y hospitales norteamericanos y los laboratórios Estée Lauder, los autobronceadores pueden incluso proteger la piel contra la exposición de los rayos UVA, pues el color moreno que produce esta sustância es capaz de absorber este tipo de radiaciones ultravioleta. “El DHA absorbe el espectro UVA, ayudando a prevenir Ia destrucción dei colá-geno y los signos visibles de envejecimiento”, explica el Dr. Daniel Maes, vicepresidente de 1 +D de los laboratórios Estée Lauder.
Eso sí, no se olvide dei “manual de uso”:
• Hay que exfoliar antes la piel para evitar que el producto se acumule en rodillas, codos, talones…
• Cuando se aplica en el cuerpo, hay que empezar por los pies, primero en sentido horizontal y luego en vertical. En el rostro, tenga especial cuidado alrededor de la nariz y bajo el mentón, sin olvidar el cuelio y el borde externo de Ias orejas.
• Lávese cuidadosamente Ias manos al terminar. Tarda 10-30 minutos en secarse. El color se mantiene unos tres dias, así que, si quiere mante-nerlo, debe reaplicar.

admin | Belleza,crema,Crema hidratante piel | Sábado, 23 marzo 2013
Etiquetas:

Pautas dieteticas para tener un buen metabolismo

Entonces, ¿qué comer…?
Las únicas pautas dietéticas que funcionan son las que respetan las necesidades de tu metabolismo. Son las únicas que te aseguran que no perderás agua ni masa muscular, sino grasas.
Una alimentación saludable debe incluir entre 2 y 2,5 gramos de hidratos de carbono por cada kilo que peses, entre 1 y 1,5 gramos de grasas por kilo, y de 0,8 a 1 gramo de proteínas, también por kilo.
Para que la dieta sea saludable, los hidratos de carbono deberían proceder en su mayor parte de frutas, verduras y cereales integrales. Las grasas, del aceite de oliva, aceites de semillas y del pescado azul principalmente. Y las proteínas, del pescado, los lácteos y las legumbres.

admin | Alimentación equilibrada | Miércoles, 20 marzo 2013
Etiquetas:

¿Consumes muchas grasas?

¿Consumes muchas grasas?
Una cierta cantidad de grasas es imprescindible para tu organismo. Para empezar, hay algunas vitaminas que van ligadas a las grasas (como es el caso de la vitamina A, D, E y K). Por otro lado, las grasas -sobre todo el pescado azul y los aceites vegetales- contienen ácidos grasos esenciales, como el ácido linoléico y el linolénico,
que sólo se encuentran en las grasas.
Los lípidos -o grasas- se transforman en el intestino en ácidos grasos que son utilizados por el cuerpo para obtener energía. Pero si la ingesta de lípidos es superior a la que se necesita, los ácidos grasos vuelven a agruparse y se acumulan en forma de grasa de reserva. Según el Dr. Ramón Segura, “el exceso de grasa se almacena como grasa ya que no se puede transformar en otra cosa”. El Dr. Manuel Carrillo añade que “el problema se agrava cuando la dieta es rica en grasas animales, ya que puede repercutir en un aumento del ácido úrico y del colesterol. Todo esto constituye un factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares”.

admin | Nutricion | Lunes, 18 marzo 2013
Etiquetas:

¿Dietas ricas en proteínas?

¿Dietas ricas en proteínas?
Ya hemos visto los problemas que puede ocasionar a tu línea el comer hidratos de carbono de más (y también los problemas para tu cerebro si los comes de menos). Vayamos al siguiente punto: las proteínas.
Las dietas hiperproteicas -ricas en proteínas y pobres en hidratos de carbono-son la base de muchos programas de adelgazamiento rápido. A primera vista, esos programas tienen cierta lógica: para metabolizar proteínas, nuestro cuerpo necesita gastar más energía. Con lo cual, cuántas más proteínas le demos más energía gastará, y se perderá peso de forma más rápida. Además, las proteínas son esenciales para la vida: constituyen la base de los músculos y de los tejidos.
Entonces, ¿cuál es el problema? Pues que una dieta con un exceso de proteínas conlleva una sobrecarga de trabajo para el hígado y el riñon.
El motivo de este “exceso de trabajo” lo explica el Dr. Ramón Segura: “las proteínas contienen nitrógeno. Y el nitrógeno genera amoníaco, una sustancia tóxica cuya eliminación supone un trabajo adicional para el hígado y, sobre todo, para el riñon. Además, si estas proteínas son de origen animal, también aumentará el ácido úrico”.

admin | Alimentación equilibrada | Sábado, 16 marzo 2013
Etiquetas:

¿Como repartir las comidas diarias?

¿CÓMO REPARTIR LAS COMIDAS?
Si quieres adelgazar, el número de kilocalorías que ingieres no es lo único importante. También es importante cómo las distribuyes a lo largo del día.
Las mismas calorías repartidas en cinco o seis comidas te engordarán menos que si las repartes en dos o tres. La razón es que cada digestión implica un gasto energético. Además, si comes a menudo, tu tasa metabólica no bajará.
Desayuna bien. Por la mañana es cuando tu metabolismo quema más calorías. Por otra parte, recuerda que has estado ocho horas sin comer. Y es básico que tomes hidratos de carbono (mejor en forma de frutas o verduras) como máximo cada diez o doce horas, porque tu cerebro se alimenta de ellos. Si tomas al día, por ejemplo, 1.400 kilocalorías, 300 deberían ser de desayuno y otras 100 de tentempié a media mañana.
No te saltes ninguna comida. Si te saltas comidas, tu tasa metabólica bajará para “racionar” la energía y engordarás con más facilidad.

admin | Alimentación equilibrada | Jueves, 14 marzo 2013
Etiquetas:

Cuidado con los hidratos de carbono

A más glucosa, más grasas:
El problema viene cuando te pasas con los hidratos de carbono (es decir, si te decides por grandes platos de espaguetis, si abusas del pan, etc). Cuando tus músculos y tu hígado han agotado su capacidad de almacenar glucógeno, los hidratos de carbono sobrantes sólo tienen un destino: convertirse en grasas.
Este exceso de hidratos de carbono hará subir la tasa de glucosa en tu sangre. Para adaptarse a ese incremento, tu páncreas segregará insulina, que es la encargada de hacer descender el nivel de glucosa en sangre.
El problema es que la insulina es una hormona de almacenamiento. Con ella, tus células adiposas reciben un mensaje claro: hay que almacenar grasas.
Pero la insulina no sólo transmite el mensaje de que se almacenen grasas. También dificulta que se liberen las que ya están almacenadas.

admin | Alimentación equilibrada | Martes, 12 marzo 2013
Etiquetas:

Alimentos para perder mas rapido de peso

Pierdes peso rápido …pero sólo es agua:
La pérdida rápida de peso que se produce en estas dietas es debido a que tu cuerpo intenta desesperadamente deshacerse de los cuerpos cetónicos (la popular acetona) , que son sustancias tóxicas. Una de las maneras de eliminarlos es aumentando la cantidad de orina. Esto explica la rápida pérdida de peso al principio. Pero, mala noticia: sólo estás perdiendo agua, no grasas.
Otra cuestión es: ¿en qué alimentos piensas cuando hablamos de hidratos de carbono? Es probable que sólo pienses en pan, en patatas, en espaguetis. Y sí, esos alimentos son muy ricos en hidratos de carbono. Pero la fuente más saludable y que menos engorda de hidratos de carbono es otra: las frutas, las legumbres y las verduras (las que tienen más cantidad son las zanahorias, alcachofas, cebollas y coles de Bruselas).

admin | Alimentación equilibrada | Sábado, 09 marzo 2013
Etiquetas:

Alimentar al cerebro

Alimenta tu cerebro:
Tu cerebro devora grandes cantidades de glucosa. De hecho, más de dos tercios de la glucosa que circula por tu sangre los absorbe tu cerebro.
La cosa funciona así. Los hidratos de carbono que tu cuerpo no utiliza inmediatamente se almacenan en el hígado y en los músculos, siempre en forma de glucógeno. El glucógeno que se almacena en tu hígado sí está disponible para alimentar a tu cerebro; el de tus músculos, no. ¿Cuál es el problema? Que tu hígado sólo puede almacenar glucógeno por un máximo de diez o doce horas. No más.
El significado de esto es claro: si pasas más de diez o doce horas sin tomar hidratos de carbono, estás forzando a tu cuerpo a obtener la glucosa que necesita por otras vías: las grasas y las propias proteínas musculares deberán transformarse en glucosa para alimentar el cerebro. Así el organismo obtiene toda la energía que necesita para funcionar correctamente. Pero estas condiciones inducen a un esta-
do metabólico anormal en el que tu organismo pierde masa muscular y produce unas moléculas nocivas que se conocen con el nombre de cuerpos cetónicos.
Esto perjudica a tu salud: lo que notas es mareo, dolor de cabeza, mal humor, bajo rendimiento en el trabajo… Y lo que está ocurriendo es que estás forzando tu metabolismo. Y todo porque tu cerebro tiene dificultades para obtener su nutriente básico, que es la glucosa. Esta es la razón por la que son nocivas las dietas bajas , en hidratos de carbono. Y es lo que j también ocurre con muchas dietas disociadas, que te hacen pasar muchas horas -a veces días- sin consumir hidratos de carbono.

admin | Alimentación equilibrada | Miércoles, 06 marzo 2013
Etiquetas: