Sidebar Header

Sidebar Header

Estimular la respiración del bebe

Para estimular la respiración.
Posa las manos sobre el pecho del bebé y haz suaves movimientos circulares, desde el esternón hacia los hombros. Masajea los hombros, siempre con suavidad, en sentido circular, y da “pasitos” sobre el tórax.

admin | bebes | Miércoles, 27 febrero 2013
Etiquetas:

Para aliviar los dolores intestinales del bebe

Para aliviar problemas intestinales:
Realiza un suave masaje circular sobre el abdomen, en el sentido de las agujas del reloj (siguiendo la dirección del tracto intestinal). Este masaje está indicado para el cólico del lactante y para el estreñimiento.

admin | bebes | Lunes, 25 febrero 2013
Etiquetas:

Cuidados para tu bebé

ANTES DE DAR UN MASAJE, CUIDA EL ENTORNO:

Es fundamental que cuides el entorno para que ese momento sea lo más placentero posible:
Busca un ambiente tranquilo y sosegado, sin interrupciones molestas y bien lejos de la televisión.
La temperatura de la habitación tiene que ser la adecuada -entre 24 y 26 grados-. Así tu bebé podrá permanecer desnudo sin pasar frío, y se abandonará a disfrutar del momento.
Caliéntate las manos, frotándolas con un aceite de almendras dulces, que es muy suave y agradable. >No dejes de hablar o cantar a tu bebé mientras le haces el masaje. El tono que utilices es muy importante. Tiene que ser ese tono especial, más agudo de lo normal, que utilizas muchas veces para hablar con él: ellos son muy receptivos a este tipo de comunicación.

admin | bebes | Viernes, 22 febrero 2013
Etiquetas:

Aprenda a calmar al bebe

Acaricie su pancita.
Muchos bebés lloran porque tragaron aire por demás, lo cual les provoca un tremendo dolor. Si la técnica de “provechito ” -apoyarlo sobre el pecho y golpetear suavemente su espaldita- no parece suficiente, entonces colóquelo boca abajo sobre sus rodillas, de modo que al apoyar la panza sobre ellas haga una suave presión; y haga un masaje sobre su espalda. Esto lo ayudará a eliminar los gases.
Báñelo en agua tibia.
Ya que provienen de un medio acuático, como es el útero materno, los bebés sienten placer al estar en el agua. Además el baño ayudará a bajar un poco la temperatura corporal, ayudando a que el bebé se relaje aún más. Si también le causa placer pueden tomar el baño juntos, madre e hijo, un modo extra de fortalecer el vínculo entre ambos.
Llévelo al rincón.
Pero no para castigarlo, sino porque los bebés suelen buscar instintivamente la paz y el refugio que ofrecen las esquinas de su cuna. Por eso cuando éste llore, envuélvalo en una sábana y colóquelo en la cuna en posición de costado sobre su lado derecho y con la cabeza y la espalda tocando los barrotes. También puede acostarse usted en su cama y poner al bebé a su lado contra su cuerpo.
No lo sobrestimule.
A veces lo único que desea un bebé cuando llora es que no lo “bombardeen ” con estímulos como gestos, voces o caricias y solamente sea estar tranquilo. Si no funciona ninguna de las estrategias para calmarlo, tal vez esto sea lo que le ocurre a su bebé. Déjelo solo en su cuna con las luces bajas y en silencio. Seguramente seguirá llorando cuando usted abandone la habitación pero a los cinco minutos se calmará. Si sigue llorando más de ese tiempo, entonces levántelo y pruebe con otros métodos.

Que succione el dedo o el chupete. La succión es un reflejo instintivo de los bebés que resulta sumamente tranquilizante. Además del tradicional chupete, ellos tienden a chuparse el dedo para satisfacer esta pulsión y no hay nada de malo en este hábito. Sin embargo, algunos pediatras recomiendan insistir con el chupete, ya que es un hábito más fácil de manejar para los padres y pueden decidir cuándo quitarlo si el hábito se arraigó demasiado. Estimular a los chicos que se chupen su propio pulgar puede tener la desventaja de que no hay forma de controlarlo. Para saber si la succión significa que el bebé tiene hambre esté atento: si son varias succiones seguidas de una pausa, entonces lo que el hijo necesita es el pecho. Si, en cambio realiza movimientos constantes y rítmicos con la boca, está usando la succión para calmarse a sí mismo.

Póngalo mirando hacia una puerta. Los recién nacidos a veces se calman simplemente mirando lijo cosas como el marco de una puerta o una ventana. Ellos prefieren las formas sencillas pues no están acostumbrados a la tarea de “ver”, y las imágenes complejas de todos los días los perturban. Los bebés menores de dos meses necesitan un ambiente de formas simples para sentirse seguros.

Que lo alce la tía.
En ocasiones las madres, y sobre todo las que lo son por primera vez, están demasiado ansiosas, agitadas o nerviosas por los compromisos y misterios que implica la tarea de atender a su hijo. El problema es que es fácil transmitir esta ansiedad al bebé y terminar provocando su llanto, en lugar de calmarlo. En esos momentos, una persona que se encuentre segura y relajada podrá alzar al bebé y calmarlo con mayor facilidad. Recuerde que los pequeños son extremadamente sensibles al lenguaje corporal.

Que oiga los ruidos de la casa. Se trata simplemente de todos los sonidos cotidianos de la casa. Se sabe que que provocan la calma o el interés del bebe. Puede ser el ruido lejano de la aspiradora o el de una ca-jita de música. Este método suele ser muy efectivo, pero el problema es que el bebé enseguida se acostumbra, por eso es mejor no usarlo en exceso, pues podría producirse que sólo se relaje si oye el ruido de una aspiradora.

admin | bebes | Domingo, 22 enero 2012
Etiquetas: ,

Estrategias para que el bebe no llore

La próxima vez que su bebé empiece a llorar y no sepa cómo calmarlo, ensaye alguno de los siguientes métodos. Seguramente alguno se adaptará a la personalidad de su hijo y í lo ayudará a lograr el objetivo de tranquilizarlo.
1 • Acúnelo.
Un movimiento rítmico y suave o cualquier sonido reiterativo evocan el ambiente que rodeaba al bebé en el útero. Intentar reproducirlo es una de las estrategias más eficaces para apaciguar el llanto de un bebé. También parece recomendable sentarse en una silla mecedora para acunarlo y su mov¡miento de adelante hacia atrás puede resultar más efectivo que el que se hace hacia los lados al mecer una cuna, o simplemente sostenerlo en los brazos.
2 • Colóquelo junto al corazón.
Para que el bebé escuche el corazón latir -el más familiar será el sonido del corazón de su propia madre- ubíquelo sobre la panza desnuda, de modo tal que la ropa no ahogue el ruido de sus latidos. El calor y la proximidad con el cuerpo de la mamá ayudarán a reconfortarlo. Los resultados son casi inmediatos, y verdaderamente asombrosos.
3 • Hágalo pasear.
Al caminar con el bebé en brazos o en un porta-bebés frontal, que permita ubicar al niño sobre el abdomen y el pecho, se imita el movimiento rítmico que éste sentía dentro del útero. Su electo es hipnótico y sedativo. Y la costumbre de llevar de ese modo al bebé, inclusive en los momento en que no llora o que duerme, tiene otras ventajas, ya que hay estudios que comprueban que los chicos transportados de este modo lloran menos de la mitad que los otros.

4 • Endúlcelo.
Un chupete embebido en una solución azucarada es un remedio para calmar a un bebé que siente dolor. Investigaciones científicas demostraron que el sabor dulce calma a los bebés sometidos a intervenciones quirúrgicas leves o a extracciones de sangre. El azúcar aumentaría la producción de endorfinas, hormonas analgésicas del cuerpo humano. La única contra que se le atribuye a este método proviene de los dentistas: el azúcar ataca los dientes de leche.
5 • Envuélvalo con una faja.
Antiguamente se usaba envolver a los bebés con una faja apretada alrededor de todo su cuerpo, y desde hace medio siglo, esta práctica se abandonó al considerarse que era nociva para el desarrollo óseo y muscular. Pero recientemente se descubrió que si se envuelve al bebé en una sábana, que quede floja, se consigue recrear el “abrazo tibio del útero”.
6 • Cántele.
Los bebés responden activamente a la voz de la mamá, mucho más cuando se trata de su canto. Se dice que ellos pre-
fieren los sonidos ligeramente agudos y entonados, así que no dude en cantarle alguna canción cuando el niño llore. Pruebe hasta encontrar cuál es la favorita de su bebé. Tómelo firmemente desde la colita y apoye la cabeza del bebé sobre su cuello, así él percibirá mejor las vibraciones de su voz.

7 • Ofrézcale un masaje
La de acariciar y masajear al bebé es una de las formas tradicionales de calmar su llanto, sobre todo cuando éste es originado por constipación o primera dentición. Hágalo así: en un ambiente de temperatura cálida y con sus manos previamente frotadas entre sí para “calentarlas” realice movimientos suaves y circulares que desciendan desde la cabeza hasta la espalda sobre ambos lados de la columna, sin ejercer mucha presión. Durante sus dos primeras semanas de vida no dé masajes a su bebé mientras éste llore, sino espere los momentos en que esté relajado para acostumbrarlo a sus caricias. Más tarde, cuando llore, pruebe un masaje para calmarlo y entonces puede resultar efectivo, ya que para entonces habrá asociado el masaje con la relajación.

admin | bebes | Viernes, 20 enero 2012
Etiquetas: ,

Cuando el bebe no para de llorar

El arte de tranquilizar a un bebé es fácil de aprender. Basta un poco de imaginación, sensibilidad y paciencia para reconocer sus señales y entender o imaginar qué es lo que puede estar molestando a un recién nacido cuando llora.

Que los bebés lloren es inevitable, pero aún sabiendo esto los padres muchas veces se sienten de algún modo culpables cada vez que las lágrimas de su bebé se prolongan más de lo esperado.
Es un error creer que siempre hay algo que los padres hacen algo mal si el bebé llora. “El llanto es la base del lenguaje y los bebés pueden llorar por varios motivos, que a veces no implican hambre, sueño o dolor”, explica la psicomotricista Marina Gutman. Los recién nacidos pueden llorar para registrar sus propias cuerdas vocales, para eliminar la tensión propia del crecimiento, y por otras razones que no son muy evidentes para los mayores.
“Muchos padres, y más las madres, se frustran con frecuencia al no poder calmar el llanto de su hijo, ya que son víctimas de la tradición que impone que los buenos padres saben interpretar a! instante la causa de cada una de las lágrimas de su propio hijo”, explica Gutman. La realidad nos demuestra a diario que la tarea no es sencilla. En verdad el nuevo ser es un desconocido y a ser padres se aprende con el tiempo. Pero empecemos por el principio.
Los primeros días
Cada bebé es único y por lo tanto, es difícil precisar una forma del comportamiento del recién nacido en sus primeros días. Todo lo que puede hacerse es intentar describir algunas de las formas habituales de comportamiento, de modo que los padres puedan calmar parcialmente sus ansiedades.
Inmediatamente al nacimiento, el bebé se mantiene durante su primera hora de vida, despierto, atento a todo lo que sucede alrededor y sin llorar. Puede succionar activamente su mano o su pulgar, por reflejo y no por hambre. La succión es un recuerdo tranquiliz ador de su vida prenatal, que lo ayuda a organizarse al salir al “mundo exterior” y a mantener su atención en lo que le rodea.
Durante esa primera hora, el bebé no llora y su cara mantiene una expresión de asombro, atención y, sin duda, este es uno de los momentos más fascinantes tanto para él comopara los padres. Luego el niño se dormirá, rendido después del gran esfuerzo de nacer. Intercalará episodios de sueño profundo con fases de sueño liviano de alrededor de cincuenta minutos cada una, pero logrará dormir bastante las primeras seis horas. Luego se despenará por un lapso breve, para continuar durmiendo la mayor paite de las primeras cuarenta y ocho horas de vida. Es el momento en que los padres tienden a dejarse engañar: ¡”qué buenito”!, piensan.
Entre el segundo y cuarto día de vida, aparece un período que los pediatras llaman de desorganización. El bebé no sigue pautas prefjadas, sus sueños se acortan y comienzan a tener largos momentos en que se ponen molestos y llorones. Es realmente difícil interpretar cuáles son sus necesidades y, además, como el pecho materno aún no está completamente preparado para la lactancia, puede haber problemas con su alimentación. Y eso genera llantos.
Está distinto a su primer día de vida y no necesariamente esto implica que el motivo sea que recibe un tratamiento inadecuado. Hay expertos que sugieren que este momento del bebé es una etapa de transición en la que su organismo, en especial sus líquidos y electrolitos -el sodio y el calcio- están buscando un nuevo nivel de equilibrio en su vida extrauterina. La acción de la placenta contribuía a lograr y mantener a lo largo de toda la gestación el perfecto equilibrio orgánico del bebé y ahora debe adaptarse a los estímulos del mundo exterior, lo que se traduce en fuertes cambios del medio bioquímico interior del organismo infantil.
Durante esos días el bebé pierde aproximadamente un 10 por ciento del peso del nacimiento. La piel se pone más seca y en algunos casos puede presentarse una leve tonalidad amarilla en la piel, la ictericia, que no es grave.
En el quinto día, los ciclos corporales ya se estabilizaron, tiene períodos de alerta de mayor duración y su respuesta comienza a ser un poco más predecible. Ya no parece tan nervios o sobresaltado y su alimentación empieza a regirse por pautas más organizadas, como las tradicionales comidas cada dos horas y media. Ahora viene el desafío de crecer y para los padres de empezar a crear un código común que les ; permita comunicarse con ese nuevo ser al que deben cuida y proteger. Una de sus preocupaciones principales al enca-  rar esa titánica tarea es la de calmar el llanto de su bebé.

admin | bebes | Miércoles, 18 enero 2012
Etiquetas: ,

Bebes inteligentes

Mamá va con acento.
La imagen del bebé que desde su cochecito habla como un señor mientras fuma un habano es un clásico de los dibujos animados. Pero quizás -obviando lo del habano- no esté tan lejos de la realidad, a juzgar por los estudios recientes realizados por los especialistas de Universidad de Psicología de Nueva York. Estos revelaron la capacidad de los bebés de 7 meses para reconocer cómo están organizadas las oraciones, retener palabras específicas y reiteradas en diálogos fluidos, distinguir pares silábicos, registrar aquellas palabras que comúnmente aparecen juntas -tales como “el” y “gato”- y hasta diferenciar los sonidos existentes en cada lenguaje, aún antes de aprender a hablar. Y ya a los 18 meses los pequeños pueden seleccionar las oraciones gramaticalmente correctas aunque todavía no salgan de sus bocas más de dos palabras seguidas. Hallazgos claves para diagnosticar a edades muy tempranas futuros desordenes en el lenguaje y problemas para incorporarlo.

admin | bebes | Jueves, 08 diciembre 2011
Etiquetas: ,

Cual es la mejor leche para bebes

Dime qué leche tomas y te diré cuan inteligente eres.
La leche enriquecida torna a los bebés más inteligentes. Esta es la conclusión de un reciente estudio realizado por investigadores de la Clínica Mayo, en los Estados Unidos. Durante un periodo de cuatro meses, los especialistas analizaron a 56 bebés. Para desarrollar la investigación los médicos formaron dos grupos con 28 bebés. Un grupo recibió leche de vaca con dos ácidos grasos (moléculas de grasa presentes en la leche materna); mientras que el otro grupo tomó la bebida no enriquecida. Después, un test midió el coeficiente intelectual de los pequeños. Quienes recibieron el suplemento obtuvo un puntaje de 105 -índice alcanzado por niños alimentados a pecho-. Los 28 chicos restantes obtuvo un puntaje de 98. “La leche en polvo con dichas sustancias colabora en el desarrollo del cerebro”, explica una nutricionista a cargo del estudio. Pero lo ideal es que, por lo menos la madre alimente a su bebé hasta los 6 meses.

admin | bebes | Miércoles, 20 julio 2011
Etiquetas: ,

Niños con estrabismo

Hace poco fui mamá. Hoy mi beba tiene 5 meses, y los médicos le han diagnosticado “estrabismo congénito“.Asimismo, en el mismo ojo ella tiene un problema de obstrucción del lagrimal. Frente a este cuadro, cualquier información que pudiese recibir será bienvenida, ya que estoy muy preocupada.

Puede sonar reiterativo, ya que la mayoría de las respuestas de esta sección tienen un comienzo similar, pero queremos ser claros: el diagnóstico de su médico pediatra es el que deberá siempre ser tenido en cuenta; y en muchos casos, buscar más información sólo sirve para generar preocupación -por demás innecesaria- en los papas. En el caso del estrabismo, a la edad de su hija es muy frecuente, y está originado en la falta de desarrollo de los músculos del globo ocular. En general los médicos prefieren esperar a que el problema se corrija por sí solo en la medida que dichos músculos completen su maduración. Usted nos aclara que es un problema congénito; lo que seguramente hará que su especialista decida la realización de ciertos exámenes complementarios con el objeto de descartar otras patologías (como las cataratas, por ejemplo). La obstrucción podría dar origen a conjuntivitis, por lo que el médico recomendará oportunamente y de ser necesaria la aplicación de algún colirio específico.

admin | bebes | Miércoles, 06 julio 2011
Etiquetas: ,

Cuando el bebé deja la habitación de los padres

La mudanza del menor:
Cuando el bebé deja la habitación paterna y se muda, una de las consecuencias más habituales es que el mayor ya no sienta celos por no saber qué pasa durante la noche entre el menor y los papas y se refuerce su autoestima al creer que se confia en él al dejarle a su hermano al lado, algo que le dará status de “nene grande’.’ Por lo tanto, todo debería ir sobre rieles y, a medida que vayan creciendo, los lazos de unión entre ambos se afianzarán, generándose un sentimiento de fuerte complicidad, que los acompañará a lo largo de toda la vida.
Sin embargo, hay algunos temas que debieran tenerse en cuenta.
• La mudanza del bebé se debe realizar lo antes posible, así el más grande dejará de pensar que su hermano le sacó el cariño de sus padres.
• Si el bebito llora de noche, se debe ir al dormitorio a consolarlo y darle un beso a ambos, aunque el mayor parezca dormido.
• Si existen dudas sobre el trato que le pueda dar el mayor al más pequeño, es recomendable, de vez en cuando, dejarlo a su cuidado. Esta es una forma de demostrarle confianza y, por supuesto, no hay que olvidarse de enchufar un Baby Cali para monitorear las situaciones.
• Es probable que al más grande le moleste que el bebé le toque sus cosas. Ante esta situación, habrá que delinear “territorios’.’El antiguo y único dueño del cuarto tiene derecho a quedarse con la parte que le guste más. El resto del lugar debe reunir condiciones de seguridad imprescindibles (enchufes, ventanas, muebles sin aristas o ángulos peligrosos, etc.) cuando en la casa hay un bebé.
• Con el correr del tiempo, durante las noches, ambos tendrán menos miedos porque nunca se sentirán solos, ya que si uno se despierta, el solo hecho de escuchar la respiración del otro lo tranquilizará y se volverá a dormir sin demasiados problemas.

admin | bebes,Relacion de familia | Sábado, 17 julio 2010
Etiquetas: , ,