Sidebar Header

Sidebar Header

El envejecimiento

Causas del envejecimiento.
Empecemos por aceptar que la vejez es incurable. La historia y la literatura nos hablan del eterno deseo humano de llegar a ser inmortal. La alquimia, la piedra filosofal, los tratos con brujas, magos y hasta con el propio diablo, todo, todo lo llevaríamos a cabo para conservar la juventud.
Así como la actividad intelectual mejora y madura con el transcurso de los años, perdurando incluso hasta edad avanzada, el hombre ve disminuido su potencial físico a partir de los 30 o 35 años.

Etiquetas: , , ,

El yoga

El yoga no es una gimnasia, es una actitud mental transmitida al cuerpo por medio de unas posturas especiales y una respiración controlada. Proporciona una serenidad y un equilibrio psicofisico muy diferente a la gimnasia.

admin | Cuidado tercera edad,cursos gerontología,Yoga online | Martes, 12 enero 2010
Etiquetas: , , ,

Yoga online

YOGA.
Es una técnica de la relajación, a fin de guardar una mayor fuerza vital. Los yoguis copian o imitan las actitudes de los felinos, que, del reposo absoluto, del abandono que casi recuerda a la muerte, pasan a una frenética actividad muscular en cuanto su oído les hace detectar algo que no es de su agrado, o la posibilidad del paso de una presa.

admin | Cuidado tercera edad,cursos gerontología,Yoga online | Lunes, 11 enero 2010
Etiquetas: , , ,

Actividades para tercera edad

Actividades para tercera edad SUEÑO
Esta necesidad fisiológica permite recuperar la fuerza muscular, la tensión nerviosa y la capacidad cerebral.
Pasamos aproximadamente un tercio de nuestra vida durmiendo, si bien es verdad que no todas las personas necesitan el mismo número de horas para recuperarse. Hay personas hiposomnia-cas que con pocas horas de descanso se encuentran frescas y dispuestas para la diaria actividad. Tal es el caso de Napoleón Bonapartc, según cuentan sus biógrafos. La edad también determina la mayor o menor necesidad de sueño. Es conveniente que la temperatura de la habitación no sea muy cálida y la ventana debe estar ligeramente abierta.

Etiquetas: , , ,

Tercera edad salud

Tercera edad salud TEMPERATURA.
Es otra condición imprescindible para la vida. Demasiado frió o calor resultan desfavorables al organismo. La máxima actividad vital se mantiene entre los 15/20 °C.

Etiquetas: , , ,

La tercera edad

La tercera edad.
Caminar en el parque, dar paseos diarios de media a una hora de duración, ayudan a mantenerse en buena forma y sirven para oxigenar los pulmones y la propia epidermis, que toma un color más sonrosado por la fustigación que el aire hace sobre la circulación periférica. Pasear en marcha rítmica, procurando no cansarse ni llevar paquetes en las manos o zapatos incómodos, es también aconsejable. La cabeza no debe en este caso ir demasiado erguida, pues este esfuerzo restaría ánimos a la duración de la marcha. Las personas que trabajan, si no están lejos de un parque y pueden atravesarlo a pie para ir a su ocupación, huyendo del autobús o del metro, no saben hasta qué punto mejorarían su forma física y su aspecto con este simple paseo matinal.

Etiquetas: , , ,

Personas tercera edad

Elementos de base:
OXÍGENO
Es el primer elemento para subsistir, un gas imprescindible para la vida de la célula. Así, una cura de aire sirve para reparar los estragos de la polución y el ritmo de vida actual, en el cual el stress produce tantas víctimas.
Los ejercicios respiratorios ante una ventana, al empezar el día y al acostarse, resultan sedantes y relajantes, y se hacen imprescindibles cuando se practica gimnasia o yoga.

Etiquetas: , , ,

Actividades tercera edad

Vamos a mencionar ahora los elementos imprescindibles, necesarios o coadyuvantes para mantener la actividad vital hasta una edad avanzada, por encima de la edad cronológica. Ello no quiere decir que no consideremos a cada persona como un pequeño universo con sus propias reacciones, de modo que cada individuo debe siempre ser tratado particularmente.

Etiquetas: , , ,

Cuidado tercera edad

Elementos necesarios para mantener la actividad vital.
Es en la juventud cuando estamos preparando la vejez, sin apenas darnos cuenta. Con cuidados elementales hechos en esta época, podríamos llegar después al umbral de una senilidad digna y —¿por qué no?— bella e interesante.

Etiquetas: , , ,