Sidebar Header

Sidebar Header

Significado de elegancia

La elegancia y el ocio.
La elegancia y la moda, fenómenos muy reveladores del siglo xvin, estuvieron íntimamente relacionadas con el ocio, con la dolce vita de una sociedad decadente en vías de progresiva descomposición. En tales condiciones, pues, no es extraño que la elegancia haya tenido por lo común un perfume de frivolidad clasista, recusado por los jóvenes contestatarios de hoy. De las tres categorías del vestir, “utilidad, sexo y jerarquía”, la primera quedó, como quien dice, desarbolada por los privilegiados, que durante siglos tuvieron derecho de exclusiva para usar las magnificencias de la indumentaria.
En el Versalles dieciochesco, donde nació la moda en el sentido moderno de la palabra, el hombre y la mujer llegaron a convertirse en un objeto hueco y deslumbrante, presentado en bandeja de riquísimo metal, que sólo un personaje de excepción como Luis XIV podía sostener.

admin | Estilo y elegancia,Moda,MODA PRACTICA | Lunes, 03 mayo 2010
Etiquetas: , , ,

La elegancia

La elegancia fue en el s. XVIII una forma de expresar la pertenencia a una clase privilegiada, para la cual el ocio era la propia justificación ne su vida Bailes y conciertos fueron el marco de una moda tan deslumbrante como decadente.

admin | Estilo y elegancia,Moda,MODA PRACTICA | Sábado, 01 mayo 2010
Etiquetas: , , ,

Vestir con elegancia

La elegancia y el diccionario.
El diccionario de J. Casares se queda a medio camino entre estas dos afirmaciones y sin desmentir la complicidad de la elegancia con la moda, define a! mismo tiempo su sentido de cualidad natural. Así, dice el diccionario definiendo la palabra “elegancia“: “calidad de elegante”. ¿Y qué dice de elegante? “Gracioso, airoso de movimientos. Bien proporcionado. De buen gusto, agradable y bello, sin complicaciones inútiles. Distinguido en el porte y modales.” Y en una quinta acep ción,añade: “En sentido restricto, se dice de la persona que viste con entera sujeción a la moda, y también de los trajes o cosas arregla dos a ella”.
Por otro lado, al habiar de moda, el diccionario define: “Uso, modo o costumbre que está en boga durante algún tiempo, o en determinado país, con especialidad en los trajes, telas y adornos. Entiéndese principalmente de los recién introducidos”.

admin | Estilo y elegancia,Moda,MODA PRACTICA | Viernes, 30 abril 2010
Etiquetas: , , ,

Moda y elegancia

La gracia, el donaire y un cierto sentido de la distribución han caracterizado siempre a la elegancia, aunque hasta hace muy poco era un privilegio exclusivo de reyes y magnates. Relieve hundido egipcio, del s. XIV a. C, que representa a Nefertiti, esposa del faraón egipcio Atnenofís IV Ajnatón.

admin | Estilo y elegancia,Moda,MODA PRACTICA | Jueves, 29 abril 2010
Etiquetas: , , ,

Elegancia mujer

La elegancia y la moda.
Para el escritor Joan Fuster, “la elegancia, por principio, es la moda o, retrospectivamente, lo que fue moda”. Sin embargo, para otro escritor, Joan Perucho, “la elegancia es algo distinto a la moda. Es una cualidad personal e intransferible y radica en una misteriosa emanación del espíritu, que decide inmediatamente el embarras du choix. Una mujer elegante sabe lo que ie conviene en todo momento”.

admin | Estilo y elegancia,Moda,MODA PRACTICA | Miércoles, 28 abril 2010
Etiquetas: , , ,

Con estilo y elegancia

Como una especie de círculo vicioso.
No cabe, pues, ninguna duda de que si seguimos al diccionario, la elegancia y la moda no sólo se relacionan, sino que se encierran en una especie de círculo vicioso, de donde se estima peliagudo intentar sacarlas. Ante dichas definiciones no queda más remedio que llegar a plantearse la eterna interrogante de qué fue anterior: si el huevo o la gallina. Yo estoy con Perucho en que la elegancia es un don gratuito del espíritu, que trasciende al exterior con la envoltura de un encanto indefinible. Quizá sea una armonía, un equilibrio, una autenticidad, que irradia desde el alma su fuerza y fascinación… ¡Quién sabe! Es una gracia… Hay mujeres capaces de transformar en un instante, revalorizándolo, cualquier trapillo que se pongan encima, como saben por puro instinto lo que mejor les conviene. Pero si bien no todas las mujeres gozan de ese don innato, pueden tratar de adquirir, por lo menos, una aproximación. Si no todas son capaces de mejorar al traje, son muchas las que pueden mejorar con el traje afinando el sentido de la elección.

admin | Estilo y elegancia,Moda,MODA PRACTICA | Viernes, 02 abril 2010
Etiquetas: , , ,