Sidebar Header

Sidebar Header

Hierbas para deshincharse

Hierbas para deshincharte:
Muchas mujeres tendemos a sentirnos hinchadas por exceso de gases. Si es este tu caso, debes saber que hav remedios naturales que pueden avudarte a evitar problema. El médico naturópata Osear Cardona afirma que “las hierbas de la familia de las umbelíferas (hinojo, anís verde, anís estrellado, comino, alcaravea y eneldo) tienen efectos antiespasmódicos que evitan que se formen gases y favorecen la eliminación de los ya existentes”.
Estas hierbas se preparan en decocción: déjalas hervir durante 4 ó 5 minutos y toma el agua resultante en tres tazas al día.

admin | Bienestar,Homeopatia general | Lunes, 31 diciembre 2012
Etiquetas:

Sobre la homeopatia y los homeotipos

NATRUM MURIATICUM:
Físico: de apariencia joven y dinámica, atlético. Psicológico: reservado, tendencia a desear lo imposible. Tendencias patológicas: gripes, tos, alergias respiratorias y cutáneas; fatiga y estados depresivos. NUX VÓMICA:
Físico: no existe una morfología física particular.
Psicológico: le gustan los retos, impaciente, con sentido de la justicia y autoritario. Tendencias patológicas: gastritis, colitis, insomnio, fatiga.
PHOSPHORUS:
Físico: elegante, ojeras, caída de cabello o calvicie.
Psicológico: busca la simpatía de los demás, curioso, inteligente y dinámico. Tendencias patológicas: fatiga, fragilidad respiratoria, dolor de cabeza y vértigos.
PLATINA:
Físico: excéntrico, apariencia distante.
Psicológico: humor cambiante, sentimientos de inseguridad, deseos sexuales intensos. Tendencias patológicas: dolencias musculares, problemas de la piel.
PULSATILLA:
Físico: rubio, ojos claros, piel blanca, extremidades frías, se ruboriza fácilmente.
Psicológico: emotivo, tímido, amable, espíritu de conciliación, buen trabajador. Tendencias patológicas: problemas de circulación (varices), amigdalitis y rinofa-ringitis, alteraciones del sueño. :
SEPIA Físico:
ojeras, tono pálido, piel seca, caída precoz del cabello.
Psicológico: curioso, introvertido, irritable, carácter cambiante.
Tendencias patológicas: varices, fatiga, vértigos y sofocos.
SULFUR:
Físico: aspecto relajado, le gusta la buena vida, realista.
Psicológico: abierto, simpático, desorganizado, tendencia al egocentrismo. Tendencias patológicas: problemas de piel, hipertensión, problemas digestivos, crisis de hígado.

admin | Homeopatia general | Martes, 02 noviembre 2010
Etiquetas: ,

Homeotipos

LOS HOMEOTIPOS.
La constitución física del individuo, sus características psicológicas y sus tendencias patológicas definen el homeotipo.
ARSENICUM ÁLBUM: Físico: delgado, pálido; con frecuencia tiene las extremidades frías. Psicológico: ansioso, meticuloso, sufre si debe cambiar sus costumbres. Tendencias patológicas: alergias, insomnios, indigestiones, tendencia depresiva. AURUM METALLICUM: Físico: actitud dominante, voz fuerte, sonrisa nerviosa.
Psicológico: hipersensible, orgulloso, tiránico y capaz de hacer realidad sus proyectos. Tendencias patológicas: problemas cardiovasculares, hipertensión, sistema nervioso frágil, agotamiento.
CALCÁREA CARBÓNICA: Físico: formas redondeadas, estatura baja, gestos mesurados; le gusta la buena mesa. Psicológico: metódico, paciente, tradicional, obstinado, sedentario. Tendencias patológicas: artrosis, cálculos en el riñon; propenso a la fatiga.
IGNATIA: Físico: se muerde frecuentemente los labios, se sonroja con facilidad; nariz fría.
Psicológico: amable, hipersensible, se queja fácilmente. Tendencias patológicas: sensibilidad del sistema neurovegetativo, insomnio.
LYCOPODIUM: Físico: caída del cabello, tendencia a fruncir las cejas; da impresión de autoridad. Psicológico: inteligente, muy racional, organizador; de espíritu critico, con dificultad para expresar sus sentimientos. Tendencias patológicas: migrañas, insomnio, problemas renales.

admin | Homeopatia general | Lunes, 01 noviembre 2010
Etiquetas: ,

Medicina alternativa homeopatia

BOTIQUIN HOMEOPÁTICO BÁSICO.
Indispensable para las personas que se tratan con homeopatía y útil en general para quienes deseen tratar problemas menores (calambres, picaduras de insectos, etc.) En caso de cuadros persistentes -como fiebre alta, por ejemplo- es importante consultar con el especialista, quien indicará las dosis.
ACONITUM 9 CH: Fiebre alta a causa de un resfriado.
APIS 15 CH: Inflamaciones, picaduras de insecto, urticaria, quemaduras de primer grado. ÁRNICA 9 CH: Hematomas o traumatismos musculares después de un golpe. ARSENICUM ÁLBUM 15 CH: Dolor agudo, otitis aguda, gastroenteritis aguda, miedo nocturno.
BELLADONA 9 CH: Dolor de garganta, fiebre con transpiración, quemaduras de primer grado, inflamación de la piel o mucosas. CALÉNDULA (pomada): Irritación de la piel. CHAMOMILLE 15 CH: Crisis de dentición en los bebes.
CHINA 9 CH: Fatiga después de una enfermedad infecciosa, después de un esfuerzo deportivo o convalecencia. CUPRUM 9 CH: Calambres, espasmos. DROSERA 15 CH: Acceso de tos principalmente la noche, tras una bronquitis o catarro. CELSENIUM 15 CH: Nerviosismo antes de un evento importante, por ejemplo, un examen. IGNATIA15 CH: Excitación nerviosa después de un día lleno de emociones fuertes o después de una pena o duelo. NUX VOMICA 9 CH: Espasmos de origen digestivo, indigestiones o resaca. OSCILLOCOCCINUM: Preventivo de la gripe. Recomendado para las personas mayores o las que padecen de problemas pulmonares crónicos.
PULMÓN HISTAMINA15 CH: Alergia. RHUS TOXICODENDRON 9 CH: Calambres después del deporte.
STRAMONIUM 15 CH: Pesadillas, terrores nocturnos de los niños.
La forma correcta de lomar los remedios homeopáticos es colocando los granulos debajo de la lengua, sin tocarlos con los dedos, 15-30 minutos antes o después de cualquier comida.

admin | Homeopatia general | Domingo, 31 octubre 2010
Etiquetas: ,

Curar con la homeopatía

La homeopatía: curar con lo similar.
Para curar una enfermedad, la homeopatía utiliza la misma sustancia que es capaz de provocar esa dolencia pero en dosis infinitamente pequeñas.
Creada por el médico alemán Christian Friedrich Samuel Hahneman (1755-18H3), la homeopatía es una ciencia médica que surge como reacción a los excesos de la medicina de las época, que aplicaba tratamientos extremos como purgantes y sangrías. Su nombre proviene del griego homoios “similar” y pathos “enfermedad”, y se basa en la ley de los similares, es decir, para curar una enfermedad se utiliza la misma sustancia que es capaz de provocar esa enfermedad pero en dosis infinitamente pequeñas. “La filosofía de la práctica homeopática”, explica la doctora Isabel Lloret Puig, “es curar lo similar con lo similar (similia similibus curantur), a diferencia de la medicina tradicional que trata las enfermedades con sustancias que provocan el contrario (contaría contrariis curantur); por ejemplo, una diarrea es tratada con una sustancia que produce estreñimiento mientras que en homeopatía la tratamos con una sustancia que se acerca más a los síntomas de la diarrea”.
Las medicinas homeopáticas pueden ser de origen vegetal, mineral o animal. Las dosis que se administran carecen de efectos secundarios y al recetarlas, el especialista tiene en cuenta no sólo el síntoma del paciente sino su modo de vida. “De ahí que la primera visita sea tan importante y dediquemos tiempo a conocer a la persona que vamos a tratar porque la homeopatía tiene una visión global del individuo”. Los tratamientos homeopáticos están cobrando cada vez más aceptación en pediatría, en gerontología para el tratamiento de personas mayores po-limedicadas porque estimula las reacciones del organismo; en el caso de enfermedades funcionales sin alteraciones orgánicas, en el tratamiento de la depresión… En cambio, no trata la psicosis, por ejemplo, ni enfermedades orgánicas con lesiones irreversibles, ni enfermedades infecciosas aunque en estos casos sí puede contribuir a estimular las defensas del organismo. Más noticias sobre Homeopatia visitar el link.

admin | Homeopatia general | Sábado, 30 octubre 2010
Etiquetas: ,