Sidebar Header

Sidebar Header

Alimentos peligrosos

Ojo con los glotones.
Así como existen alimentos capaces de potenciar el sistema nervioso central, y por lo tanto altamente recomendables, existen otros cuyos efectos son completamente opuestos, por lo que no son recomendables a la hora de pensar.
Además, si desea mantener la mente alerta, no consuma demasiados dulces: los carbohidratos, principalmente el azúcar, reducen la actividad del cerebro. Esto es lo que ocurre cuando comemos una comida muy rica en hidratos de carbono (un enorme plato de tallarines, por ejemplo) y nos invade esa sensación de pesadez y sueño. Los dulces refinados son de absorción rápida, por lo que, en un primer momento, dan una sensación de falsa euforia, que inmediatamente decae. Cuando se comen en abundancia, los carbohidratos sedan. Por el contrario, los cereales poseen absorción lenta, logrando que el efecto energizante se mantenga por mucho más tiempo en el organismo.
Según la doctora Bornie Spring, de la Universidad de Ciencias de la Salud de Chicago, las proteínas impiden que los carbohidratos ejerzan su efecto sedante. El impedir este efecto es interpretado por nuestro organismo como un signo de clara mejoría. De esta forma, los alimentos ricos en proteínas aumentan la energía del cerebro y la inteligencia.
Las grasas son otros de los grandes enemigos, ya que amortiguan el dinamismo del cerebro. Los lípidos tardan mucho en ser digeridos por nuestro organismo. El trabajo y el tiempo que nos lleva este proceso, fatiga notablemente a nuestro sistema nervioso quien utiliza y centra gran parte de su energía en realizar la digestión.Y esto es claro: como la energía no se pierde, sino que se transforma, lo que se usa en digestión se pierde en rapidez intelectual.

admin | Alimentación equilibrada,La alimentación,Mala alimentacion | Viernes, 04 noviembre 2011
Etiquetas: ,

Alimentos para mejorar la memoria

Memoria siempre joven.
Las personas de edad suelen tener problemas de lucidez o memoria, pero imagínese manteniendo su cerebro siempre joven. Esto no es tan difícil, siempre y cuando llevemos adelante una dieta rica en tiamina, riboflavina, hierro y zinc. Es verdad, estos elementos no se consiguen fácilmente en el supermercado, pero afortunadamente podrá obtenerlos de una considerable cantidad de alimentos “normales”, que podrá conseguir hasta en el almacén de la esquina.
La tiamina es un ejemplo. Sin ella, la actividad cerebral decae mucho.
La tiamina puede encontrarse en:
• El salvado de trigo.
• Las nueces.
• El germen de trigo.
Por otra parte, se ha comprobado que las personas que consumen mucha riboflavina, obtienen mejores resultados en las pruebas de memoria. Uno de los últimos hallazgos realizados por Penland, fue que las personas de edad que poseían altos niveles de hierro presentaban el mismo nivel de actividad cerebral que las personas jóvenes. Algo así como el elixir de la juventud neuronal.
Encuentre hierro en:
* Las lentejas.
* Las zanahorias y espinaca.
* El hígado.
* Los mariscos.
Cuando existen problemas de falta de capacidad de concentración o disturbios en la memoria, es importante constatar el nivel de zinc. Este es otro activador importante a nivel cerebral.
El zinc puede encontrarse en:
* Los mariscos.
* El pescado.
* Los cereales integrales.
* Las leguminosas.

admin | Alimentación equilibrada,alimentos sanos,La alimentación | Miércoles, 02 noviembre 2011
Etiquetas: ,

Que es colesterol

Gracias a trabajos de biotecnología, hoy es posible comer huevos con la mitad de colesterol .
¿Un amigo del colesterol?
Los alimentos calóricamente densos son aquellos que proveen un mayor porcentaje de los requerimientos diarios de nutrientes, que las necesidades diarias de calorías. Estudios sobre la densidad calórica (ver al respecto el informe de la página 102) determinaron que el huevo es una fuente concentrada de vitaminas y minerales esenciales para una buena nutrición, independiente del colesterol dietario, y que no se relaciona con la ingesta de grasas saturadas. Tome nota de sus virtudes: la clara es albúmina, una de las fuentes esenciales de proteínas completas. El huevo entero contiene de 7 a 8 gramos de proteínas de alto valor biológico, porque posee los 8 aminoácidos esenciales. Dos huevos proveen aproximadamente el 6% de la necesidad energética de un hombre adulto. Al mismo tiempo, estos mismos aportan el 21% de los requerimientos diarios (RD) de proteína, el 6 % de calorías, 30% de la riboflavina, 12% de la vitamina D, 16% de la vitamina B-12, 12% de la vitamina A, así como 34% de las necesidades de selenio, 8% de los requerimientos de hieiTo y 8% de los de zinc.
Y como si todo lo anteriormente escrito resultase insuficiente, un reciente estudio llevado a cabo en los Estados Unidos (Universidad de Harvard, en Boston), demuestra que en personas sanas, el consumo de hasta un huevo por día no aumenta el riesgo de infarto cardíaco ni cerebral. Esto se debe, según los especialistas, a que la yema posee compuestos -del tipo antioxidantes-que aumentarían el nivel sanguíneo de HDL, es decir, el colesterol bueno“.
En América Latina el consumo de huevos es muy bajo (alrededor de 140, por año), o sea, 100 huevos menos que en los Estados Unidos y una cifra 200 veces inferior a la de Israel y a la China, donde el consumo puede llegar hasta 400 huevos per cápita por año. La sabiduría oriental hizo que los expertos en salud del gobierno chino lograran revertir una situación deficitaria nutricional, a través de un programa que incluía al huevo como uno de sus ingredientes principales. Pero la exaltación de sus poderes no fue un descubrimiento moderno: en aquellas cocinas siempre tuvieron a mano al huevo. Lo preparan desde hace siglos, de las formas más diversas. ¿Lo más exótico para el paladar occidental? Es el huevo de cien años: se hace con huevo envuelto en una mezcla de cal, barro, sal, cenizas, té, arroz y hierbas. Se lo consume recién después del tercer mes, pero en realidad, se recomienda dejarlo… años, de ahí su nombre. Entonces, después de tanto buscar pros y contras de este bocado iniciatico de la humanidad, la conclusión en la que todos acuerdan es que el éxito de una vida saludable no consiste en evitar los huevos, sino en moderar el estilo de vida, comiendo un poco de todo y, sobre todo, moviendo el esqueleto. »

Etiquetas: ,

Alimentos huevo

Elogio del huevo.
Los alimentos ricos en nutrientes resultan esenciales en toda diela balanceada, por lo que con base a la evidencia disponible, la exclusión de dichos productos tomando como base su contenido de colesterol, no garantiza nada. Muy por el contrario, por contribuir el huevo a la nutrición, con una proteína de alta calidad y 13 vitaminas y minerales, unido a una baja concentración calórica y a su bajo costo, para muchas personas en riesgo de sufrir enfermedades coronarias, resulta más problemático no incluirlo en su mesa.
Tomando en cuenta los aportes nuUicionales de los huevos, la franja de población que puede sufrir si se excluye este alimento de su dieta, es la comprendida por niños, adolescentes en crecimiento, embarazadas y ancianos. Estos últimos, en el 1750 hubiesen vivido 25 años; en 1900, 47 años y ahora, ya superan los 70. Pero el sistema económico es, en muchos sentidos, incapaz de manejar a esa población.
Con 76 años promedio, un anciano tiene dificultades para entender de miligramos de colesterol, calorías de la grasa, etc. Lo que le interesa es algo muy concreto: un alimento fácil de preparar, fácil de masticar, fácil de digerir y que le dé una buena nutrición. La pirámide nutri-cional en este caso debe variar, agregando frutas, vegetales, carnes y tomar calcio, vitamina D y B, cuando no puedan obtenerlos de la dieta. Recetar es fácil, lo difícil es poder concretarlo, cuando se sabe que internacional-mente este grupo está comprendido entre los de menores ingresos. También tenemos cambios en el estilo de vida de los an-cíanos: muchas veces viven so-  los, por lo que es menos divertí-   do preparar las comidas, y a ve-   ees tienen dificultades en su salud mental: son frecuentes los olvidos sobre qué tienen que beber y comer. Es por eso que se comprobó que un huevo aporta los nutrientes esenciales para el bienestar de los ancianos, a bajo costo. Además, no hay que olvidar su relación con la visión, al poseer vitamina A, tia-mina y riboflavina, todos componentes que ayudan a reducir el riesgo de ceguera en los ancianos.
Para la otra punta de la escala humana, las recomendaciones son similares. Un crecimiento y desarrollo apropiado está íntimamente ligado a una buena alimentación. Y una niñez sana es la base para una adultez sana. Pueden comerlo a partir de los 6 meses. Además, a los chicos les encanta el huevo.

admin | alimentos sanos,La alimentación | Viernes, 12 agosto 2011
Etiquetas: ,

Huevos verdes

Huevos “new age”.
¿Puede haber algo nuevo bajo el sol en materia de huevos?… además de los clásicos blancos y marrones, llegan los huevos onda verde. Investigadores del INTA, en la Argentina, encontraron en las cercanías al oeste de Chubut y Neuquén, gallinas araucanas, que los indios mapuches crían con pavos y patos y que producen huevos… verdes, en el amplio sentido del término, porque estas aves ponen huevos verdes; y como viven a cielo abierto y consumen alimentos orgánicos, éstos responden a los requerimientos de los llamados productos “orgánicos”.
Pero el último modelo son los llamados huevos modificados en su composición de ácidos grasos. Los investigadores de la Universidad Nacional de La Plata, del Conicet y de la Comisión de Investigaciones Científicas, nucleados en el Programa de Prevención del Infarto en Argentina (PROPIA), lanzaron los huevos que contienen la mitad de colesterol que los comunes. En este caso se puede afirmar que fue primero la gallina, porque esta alteración se hizo modificando la alimentación de las ponedoras, dándoles cereales y vegetales. ¿El resultado?… huevos con menos colesterol y mayor tenor de ácidos grasos irv saturados (42,5 más que los habituales). Aportan 360 miligramos de colesterol, cada 100 gramos, y duplican la vitamina E del común (2,16 mg) de probado efecto antioxidante. Otro dato importante es que estas modificaciones se obtuvieron sin modificar el sabor, la consistencia ni la calidad del alimento y sin alteraciones ni manipulaciones genéticas. ¿El gusto?… recuerdan a aquellos deliciosos huevos de campo.

Etiquetas: ,

Huevo colesterol mito

Dar vuelta la tortilla.
Debido al alto porcentaje de colesterol y grasas de las yemas, se acusó a los huevos de ser responsables directos del gran cuco contemporáneo, léase: alto nivel de colesterol sanguíneo y enfermedades cardiovasculares (ECV). Estos dos ítems preocuparon a los científicos de todo el mundo que se preguntaban cuál es la incidencia del consumo semanal de huevos en el riesgo de enfermedad coronaria. Durante muchos años la asociación era directa: los huevos debían desterrarse de las mesas o, a lo sumo, comerse 2 veces por semana. Pero las tazas de mortalidad infantil, la desnutrición de los ancianos un au mentó de enfermedades coronarias en franjas de población que no consumían huevos, hizo que el tema no quedase en un punto final. Por el contrario: se siguió investigando. Se analizó la relación entre la ingesta de huevo -ya sea menos de uno por semana, uno por semana, de dos a cuatro, cinco a seis o más de siete- y el riesgo relativo de estas enfermedades, tanto en varones como en mujeres. Diez estudios clínicos realizados entre 1994 y 1996 sobre los efectos del colesterol de la dieta en los lípidos y lipoproteüías, indican que la adición de un huevo o dos diarios a una dieta baja en grasa, tiene poco o ningún efecto en los niveles de colesterol y que el que como tal incluye la comida, no tiene un efecto significativo en el aumento del colesterol sanguíneo. Además, la posibilidad de contraer una enfermedad cardíaca fue igual comiendo menos de un huevo por semana o más de siete.
Los productores de huevos se hicieron eco de las inquietudes y descubrimientos de la ciencia, y crearon en Washington (EE UU) el Centro de Nutrición del Huevo, un instituto de investigación de nutrición y educación para la salud. Su director, el Doctor Donald Me Ñamara, se dedicó al análisis de dietas y sus efectos en la salud. En sus charlas sobre este tema puso énfasis en la importancia que los huevos son “inocentes” y no tienen nada que ver con el nivel alto de colesterol sanguíneo y ECV. Los malos hábitos de comida con muchas grasas y azúcares, la obesidad, un estilo de vida sedentario, el cigarrillo, mucho alcohol y la genética serían las causas principales de los males y no los huevos. Me Ñamara analizó la procedencia de las grasas saturadas y el colesterol en la dieta humana: la mayoría lo hace de grasas y aceites de las carnes, de los productos lácteos y muy poco, del huevo. A los mismos resultados arribaron en tres prestigiosas instituciones norteamericanas. Una de las fuentes aportadas en esos estudios encontró (en una investigación que se realizó en 22 países in dustrializados) que la incidencia de las ECV es más baja en Japón, país que consume más huevos, y notablemente más alta en los países con un consumo menor.

admin | alimentos sanos,La alimentación | Miércoles, 27 julio 2011
Etiquetas: ,

Huevo alimento

¿Culpables o inocentes?
Estudios recientes demuestran que la mala fama de los huevos es uno más de los grandes mitos de la salud. Incluso, hasta ayudarían a subir el llamado colesterol bueno.
Los huevos simbolizan, desde siempre, la génesis de la vida. Y aunque a la hora de la mesa despiertan pasiones, el fanatismo gourmet no pudo frenar los efectos de una campaña en contra, que terminó convirtiéndolos en los villanos de la película. Pero como no hay mal que dure cien años, los últimos estudios científicos determinaron que los huevos representan un alimento nutricional completo, fácil de producir y de preparar y que, consumidos sin sumar grasas, no son responsables del alto colesterol en sangre. Con el huevo comienza la vida y… la comida. Es un alimento que convoca multitudes, sin distinción posible.
Haciendo un poco de historia, hay que recordar que el huevo es el símbolo universal del origen del hombre y la resurrección. Los fenicios adoraban a su creador bajo la forma de un huevo. En la India, Brahma, dios supremo, era representado por un cisne ponedor, mientras los incas adoraban al huevo cósmico. Los chinos, todavía hoy, representan en un huevo al cielo y la tierra. La Iglesia Católica le dio un nuevo significado a todas estas creencias: como los excluía de las mesas durante la Cuaresma, al finalizar este período de abstinencia, el Sábado Santo, la gente llevaba a misa las canastas cargadas de huevos y los hacía bendecir para comerlos en familia al domingo siguiente. Otros elegían pintarlos y los arrojaban como muestra de alegría o los enterraban en huertas y jardines para asegurar buenas cosechas… ¿cómo tan buen comienzo devino en contra?

Etiquetas: ,

Lentejas con pan y ajo

Preparación:
1 Pasa las lentejas por la batidora con un poco de caldo vegetal
(la cantidad de caldo dependerá de si quieres que el puré quede más espeso o menos) hasta reducirlas a puré.
2 Pon a calentar la crema a fuego muy bajo o al baño María sin dejar que llegue a hervir.
3 Coloca el pan en un plato hondo y vierte encima la crema de lentejas caliente.
4 Fríe el ajo machacado, añádele el vinagre y deja reducir unos 2 minutos al fuego.
5 Vierte el refrito de ajo y vinagre sobre las lentejas.
6 Sirve caliente, decorado con una rebanada de pan tostado encima.
Ricas y sanas.
Las legumbres, entre las que se encuentran las lentejas, son el alimento de origen vegetal que contiene mayor cantidad de proteínas. Además, son ricas en hidratos de carbono y fibra, por lo que tienen propiedades laxantes. Otra ventaja es su bajo contenido en grasa. Se aconseja acompañarlas con cereales -en especial arroz-, patatas y otras hortalizas.
Alimento de ayer y de hoy:
Las lentejas, juntamente con las habas, se han utilizado como alimento desde el Neolítico. El cultivo de las lentejas aumentó con el paso del tiempo. Los guisos de lentejas como las Lentejas en fondos de cardos o Lentejas a las castañas formaban parte del recetario romano. Hoy se utilizan igualmente en guisos y potajes y son cocinadas de muy diferentes maneras. Más recetas en Recetas Cocina Argentina.

admin | alimentos sanos,La alimentación,Recetas de cocina gratis | Miércoles, 09 marzo 2011
Etiquetas: ,

Intolerancia a los alimentos

Intolerancia a los alimentos.
La alergia a un determinado alimento y la intolerancia son problemas distintos, aunque en ocasiones pueden presentar síntomas parecidos.
Cuando una persona consume un determinado alimento al que tiene alergia por primera vez, normalmente el sistema inmunitario reacciona creando anticuerpos. Si este alimento se toma de nuevo, entonces los anticuerpos reaccionan estimulando la fabricación de sustancias químicas que son las causantes de los típicos síntomas de la alergia: dolor de barriga, vómitos, eccemas, palpitaciones, dificultades respiratorias, etc.
Aunque muchas veces se confunden, la alergia a un determinado alimento y la intolerancia a cier-tos productos son problemas de naturaleza distinta.

Etiquetas: ,

Como alimentarse bien

ALIMÉNTATE BIEN.
Procura que no falten en tu dieta alimentos como pescado y marisco, que gracias a sus ácidos grasos omega-3 ayudan a combatir la depresión.
También debes tomar alimentos ricos en triptófano como el chocolate, la leche y sus derivados, los huevos, los frutos secos o los plátanos.
La vitamina B, presente en los yogures, la levadura, el germen de trigo o las legumbres, está especialmente indicada en estados depresivos.

Etiquetas: , ,