Sidebar Header

Sidebar Header

Consejos mascotas

Cualquier cambio en la conducta revoltosa y vivaz de un gato cachorro debe motivar la consulta inmediata al médico veterinario.
Recuerde que una vez que han sido destetados, los perros cachorros no deben ser alimentados con leche común porque les podría provocar diarrea.
Si compra o le regalan un cachorro, hágalo ver por un veterinario. El le indicará los primeros pasos a seguir.
Los cachorros deben salir de su casa sólo después de que hayan sido vacunados.
El alimento balanceado es una de las mejores opciones para los cachorros.
Contiene la mayor parte de los nutrientes que necesitan.

admin | Mascotas | Sábado, 20 agosto 2011
Etiquetas: ,

Consejos para gatos

Consejos para gatitos.
Como en el perro, el destete se produce a los 45 días de vida. Si el cachorro pierde antes de ese tiempo a la madre, ya sea porque ésta lo abandonó o falleció, debemos alimentarlo con una mamadera de leche, huevo y crema -esto porque la leche de gata es mucho más concentrada que la de perra o de vaca-, a razón de unos tres centímetros cada dos horas.
A partir de los 45 días se le puede dar leche de vaca común y alimento balanceado para cachorros. El gato demora entre 15 y 20 días en acostumbrarse a comerlo, por lo que primero debemos suministrárselo en forma de papilla.
-Se recomienda alimentar al gato cuatro veces al día. El menú debe incluir proteínas, grasas (representa el 60 por ciento de sus requerimientos y le proporciona brillo al pelaje, textura a la piel y grandes reservas energéticas), hidratos de carbono, vitaminas A y D y calcio. Todos estos nutrientes se hallan en los alimentos balanceados, pero si prefiere una alimentación natura recuerde que un cachorro de gato puede comer:
• Todo tipo de carnes (vaca, oveja, cerdo, pollo, pescado). Debe servirse cocida a la plancha, al horno o asada -nunca frita, hervida o cruda- y con la grasa. Al pollo se le deben sacar los huesos y al pescado las espinas y las escamas. La carne cruda puede transmitir la toxoplasmo-sis, una enfermedad que, desde el gato, es contagiosa a los seres humanos. Nunca debe dársele bofe (es el pulmón de la vaca y no lo alimenta), hígado (proporciona un exceso de vitamina A que puede derivar en una artrosis de columna) y corazón (cuyo valor nutricional es inferior a la carne, pero una vez que se acostumbra a comerlo no acepta otro alimento).
• Frutas y verduras (aunque es raro que se acostumbre).
• Un huevo duro por semana (lo que no quiere decir que haya que dárselo en un día).
• Aceitunas verdes, por su alto tenor graso, una vez a la semana.
• Una cucharadita de levadura de cerveza por semana (es fuente de vitamina Bl).
• Sal en las comidas.
• Huesos vacunos.
• Productos lácteos y derivados: leche (si no produce diarrea), yogur, dulce de leche, manteca y quesos no picantes.
• Arroz, polenta y fideos, sin salsas. -Si se opta por la alimentación natural,
suplementariamente hay que suministrarle calcio al cachorro en forma de polvo, jarabe o inyecciones durante el primer año de vida. Si le falta este mineral corre el riesgo de sufrir fisuras o fracturas al arrojarse de la cama o de una silla.
-El gato tiene muchos menos inconvenientes que el perro y, en tal sentido, requiere menos cuidados. A partir de los 45 días debemos enseñarle a hacer sus necesidades en una bandeja sanitaria, rellena con unas piedritas especiales que absorben las excreciones, colocada en el lavadero, la cocina o el baño. -Los gatos imponen muy rápido -‘ los límites, es decir cuándo quieren que los acaricien y cuándo no. Normalmente, a diferencia del perro, el gato suele dormir las dos terceras partes del día (unas 16 horas). Eso se debe a que tienen un instinto cazador y necesitan estar bien despiertos.
-En cuanto a la higiene, bañar a un gato puede costarle algún rasguño o mordedura a quien no sepa cómo hacerlo. No es que le disguste el agua; sólo quiere que no se la arrojen bruscamente. Una manera práctica es tomar al cachorro de la nuca, llevarlo a una fuente o piletón (por ejemplo la de la cocina), colocar las patas traseras en el interior del recipiente y las delanteras en el borde. No hay que usar jabón de tocador, ni champú de humano o de perro -son muy sensibles a los fosforados-, sino uno para gato. Pero los gatos son muy limpios y se lavan solos, por lo que no hay que abusar de los baños.
-Es conveniente que el cachorro tome un poco de sol y en lo posible, para evitar accidentes, en sitios no muy altos. No obstante, cuanto mayor es la altura de la que se precipita menor es el riesgo de que se lastime, porque se preparara mejor para el aterrizaje. No es recomendable sacarlo a la calle porque es muy asustadizo y puede correr numerosos riesgos, como treparse a un árbol y luego no saber bajar o atraer a un perro.
-El mejor indicador de la salud de un gato es su conducta: si se detecta pérdida de apetito o un marcado descenso de sus niveles de actividad, es conveniente consultar a un veterinario.

admin | Mascotas | Jueves, 18 agosto 2011
Etiquetas: ,

Como cuidar a un cachorro

Cómo tratar a un cachorro de perro:
‘A los 30 días de ocurrido su nacimiento debe llevarse a cabo la primera desparasitación mediante el suministro vía oral de unas gotas de amplio espectro. Ocurre que a través de la placenta, la madre puede transmitirle al cachorro el toxocaras y el ancylostomas, dos parásitos potencialmente contagiosos al hombre. Este procedimiento debe repetirse dos veces por año.
-A los 45 días se produce el destete y debe comenzar una nutrición sólida. Para ello hay dos opciones: comida balanceada o natural. Los alimentos balanceados cuentan con la ventaja de que están perfectamente equilibrados en su composición nutricional, no se echan a perder y se puede calcular exactamente la cantidad a servir. Otra ventaja de estos productos es su relación calcio/fósforo, tan importante en la nutrición del cachorro. Si se prefiere una dieta natural, aquí le ofrecemos un menú básico:
• Todo tipo de carnes (vaca, oveja, cerdo, pollo, pescado). Debe servirse cocida a la plancha, al horno o asada -nunca frita, hervida o cruda- y con la grasa. Al pollo se le deben sacar los huesos y al pescado las espinas y las escamas.
• Todo tipo de verduras, menos papa y batata. Los vegetales deben estar bien lavados, para evitar el cólera.
• Todo tipo de frutas, menos uva y banana. La banana se recomienda cuando el animal tiene necesidad de potasio en la dieta. Por ejemplo, los perros que padecen problemas cardíacos y deben reponer el potasio perdido.
• Un huevo duro por semana (no significa que deba comerlo todo en un mismo día).
• Otros alimentos. Aceite de maíz (le otorga brillo al pelo), sal, leche (si no le produce diarrea), quesos no picantes, yogur (una vez por semana, para evitar los gases), arroz, polenta y fideos.
-Cualquier otra comida que no se encuentre en la lista puede ocasionarle al animal algún tipo de alergia o incluso una enfermedad llamada pancreatitis aguda. Por ello, si el cachorro se acerca a la mesa a pedir comida debemos negársela o, mejor aún, acostumbrarlo a comer antes que la familia.
-Si se opta por una alimentación natural, adi-cionalmente hay que suministrarle calcio al cachorro. Como para satisfacer sus necesidades diarias debería tomar entre seis y nueve litros de leche, algo imposible por el tamaño de su estómago, el calcio se administra en polvo, jarabe o inyecciones durante el primer año de vida.
-La higiene del cachorro debe realizarse con jabón blanco para lavar la ropa, jabón de glicerina o champú para perros. No se aconseja el uso de champú para humanos, excepto que se trate de uno neutro para niños. A los animales de pelaje largo se les debe desanudar el pelo previamente. Después del baño deben colocarse en las orejas del cachorro dos o tres gotas de alcohol boricado -una solución a base de ácido bórico- para evitar que el agua que penetra en ellas le produzca otitis. El baño debe efectuarse cada quince días, pero si el perro tiene muchas pulgas es conveniente que la frecuencia sea de una vez por semana.
-Se recomienda sacar a pasear a los cachorros por las plazas y terrenos blandos, siempre sujetos a una correa para evitar que por algún motivo (un petardo, una perra en celo o un gato) se escapen y puedan ser atropellados accidental mente. De codos modos, recuerde que un perro no debe salir a una plaza hasta que esté completamente vacunado, con sus correspondientes refuerzos -Éntrelos 180 y los 240 días de vida se presenta el primer celo de la hembra. Se aconseja servirla a partir de los dos años o en ocasión del tercer celo. El mejor momento es a los once días de la primera pérdida de sangre o cuando ésta adquiere un color rosáceo claro. De todas formas, si una hembra no está a punto difícilmente se deje servir.

admin | Mascotas | Miércoles, 17 agosto 2011
Etiquetas: ,

Cuidado de los cachorros

El cuidado de los cachorros.
El primer año de vida equivale en perros y gatos a la infancia para los seres humanos. Por tal motivo, durante esta primera etapa deben extremarse las atenciones sobre los más pequeños, para que puedan crecer sanos y vigorosos.
Tan frágiles como sus diminutos cuerpos aparentan, los cachorros de perros y gatos necesitan, en los primeros meses de vida, todo tipo de atenciones y cuidados. Canes y felinos, al igual que los bebés humanos, están expuestos durante su primer año de vida a un sinfín de enfermedades, que pueden evitarse respetando las recomendaciones veterinarias que se desarrollan a continuación.

admin | Mascotas | Martes, 16 agosto 2011
Etiquetas: ,

Parasitos en mascotas

Pero no sólo existe la manera de combatir la dirofilariasis; también hay un modo de prevenir a esta enfermedad que, generalmente, está presente en áreas ribereñas en general. La medica ción profiláctica, que puede comenzar a administrarse entre las 6 y 8 semanas de vida del cachorro, se le administra a la mascota antes de viajar a una zona que, presumiblemente, esté afectada de Dirofilaria. Para prevenir la enfermedad del gusano del corazón, hay tabletas masticables con sabor a carne cuyo efecto dura un mes.
Esta enfermedad cardíaca del perro es posible detectarla a través de radiografías de tórax . Otro método muy moderno para el diagnóstico rápido y seguro de la enfermedad se basa en un kit para realizar un test similar al que se utiliza para confirmar dudas de embarazo en las mujeres. A través de una muestra de sangre, un resultado positivo permite llevar a cabo una terapia adecuada en los peños infectados antes de que aparezcan los graves problemas cardiovasculares. Cuando la cantidad de parásitos es abundante, también es posible observarlas en la muestra de sangre a través del microscopio. En cualquier caso, cuando el animal presente signos de estar hospedando parásitos, el dueño no debe administrarle cualquiera por cuenta propia sin la indicación del veterinario porque no todos los productos sirven para combatir lodo tipo de “bichos”.
Por último, es importante recordar que tanto el tema de las pulgas como el de los parásitos no debe obsesionar al dueño de un perro, que no debe molestarlo permanentemente estándole encima para revisarlo. Pero sí debe ser un aspecto a tener en cuenta “en su justa medida”, es decir, seguir los pasos recomendados en esta nota. Ni más ni menos, por el bien de su perro.

admin | Mascotas,Parasitos caninos | Domingo, 22 mayo 2011
Etiquetas: ,

Enfermedades de las mascotas

Otro tipo de parásitos son los denominados cestodes, los llamados comunmente gusanos o lombrices chatas, como la tenia, que en el humano es la sagia esta clase de parásitos? Precisamente, a través de pulgas infectadas.
Directo al corazón
Una clase de parásitos que pueden resultar mortales son los llamados gusanos del corazón o Dlrofilaria, que se transmiten a través de insectos vectores que hayan picado a perros infectados.
Esto a la mascota le produce picazón pe-rianal, motivo por el cual, en estas situaciones, suele arrastrar el ano para rascarse o a mordisquear la zona provocando lastimaduras. ¿De qué manera se conta Los parásitos van por la sangre hasta llegar al corazón, donde se forman los gusanos adultos que alcanzan a medir de 15 a 30 centímetros de longitud. Y la presencia del parásito en la arteria pulmonar y el ventrículo derecho provoca una insuficiencia cardíaca.
Dado que esta enfermedad afecta al corazón y a los pulmones, produce tos y problemas respiratorios. En la dolencia clínica aguda, los animales severamente comprometidos pueden presentar un cuadro gravísimo y el tratamiento debe ser inmediato.
Todas las parasitosis, externas e internas, pueden curarse con el tratamiento adecuado.

admin | Mascotas,Parasitos caninos | Sábado, 21 mayo 2011
Etiquetas:

Cuidado de la mascota

El modo de confirmar si la mascota tiene parásitos es mediante un examen coproparasitológico (de materia fecal). Una vez que se conoce el tipo de parásitos que alberga el perro, se administran los comprimidos indicados para esa clase la desparasitación, y la medida se repite cada 6 meses. Hay ciertos medicamentos que tienen la ventaja de la doble acción: actúan como preventivo y como curativo a la vez.
En las hembras, es importante realizar el tratamiento antes y después del parto, para evitar que puedan transmitir la enfermedad a sus cachorros. Muchas veces, ellas son portadoras de parásitos que no y no manifiestan síntomas porque permanecen enquistados, pero los transmiten a los cachorros. En el caso de contar con más de un ejemplar de perros, es conveniente desparasitar a todos los que estén conviviendo para que la medida sea efectiva. Entre las parasitosis intestinales, el Ancylostoma caninum y el Ancylostoma brazüiense son considerados los más patogénicos del intestino delgado en los perros. Habitualmente, se encuentran en cachorros que han sido infectados con la transmisión a través de la placenta y la leche materna, es decir, que los cachorros pueden nacer infectados previamente. En cuadros muy agudos, el cachorro debe ser medicado en forma urgente porque, de lo contrario, corre riesgo su vida.
En el caso del Toxocara canis y la Toxascaris leonina, es muy común que los animales se contagien al consumir comida o agua que contengan huevos de estos parásitos; pero también las larvas pueden ser transmitidas al cachorro a través de la placenta de la madre. Por este motivo, posteriormente al nacigia esta clase de parásitos? Precisamente, a través de pulgas infectadas.

admin | Mascotas,Parasitos caninos | Viernes, 20 mayo 2011
Etiquetas: ,

Contra las pulgas

Consejos útiles.
Revise periódicamente la piel y el pelaje de su mascota para detectar la presencia de pulgas. Siempre, ante la aparición de cualquier afección de la piel recurra a la consulta con el profesional veterinario. Utilice los métodos de control de pulgas recomendados por el veterinario. No elija uno sin antes consultarlo con él. Apenas traiga un cachorro al hogar, pídale al veterinario que lleve a cabo el análisis coproparasitológico, para saber si tiene parásitos y entonces proceder a la desparasitación. Es aconsejable que controle a su animal cada 6 meses para asegurar que esté libre de parásitos.

admin | Mascotas | Jueves, 19 mayo 2011
Etiquetas: ,

Como combatir las pulgas

A su vez, si el perro va a ir de paseo a una plaza o a la playa, anteriormente hay que tomar la precaución de colocarle algún producto pulguicida de manera que, si en la arena hay parásitos y lo invaden, mueran rápidamente. Pero cuidado: haga uso pero no abuso de estos productos. Consulte con su veterinario de confianza con qué frecuencia hay que realizar los tratamientos para no sobreadministrar el pulguicida en dosis que puedan perjudicar al animal. Hay un problema similar al de las pulgas que puede afectar a los perros. Se trata de otro tipo de parásitos, más precisamente, los internos, que se alojan en distintas partes del intestino (delgado o grueso) del animal y se van alimentando de él. Si bien no son visibles por afuera, como en el caso de las pulgas, cuando la mascota tiene parásitos en su organismo, es posible verlos en la materia fecal y en los vómitos del animal. Aunque hay distintos tamaños y clases, generalmente, parecen lombrices o gusanos.
Precisamente por estar adheridos al intestino del perro, los parásitos, que absorben su sangre, provocan un debilitamiento general en el animal. Este también puede verse sumamente delgado y decaído y los síntomas principales de que está siendo atacado por una pa-rasilosis son diarrea, tos y mordeduras del flanco (el costado del cuerpo del perro), ocasionadas por él mismo. Dado que la presencia de parásitos en el organismo del animal puede llevar a importantes pérdidas de peso, una anemia severa y deficiencias inmunológi-cas, es de suma importancia erradicarlos cuanto antes y por completo.

admin | Mascotas | Domingo, 15 mayo 2011
Etiquetas: ,

Tratamiento para las pulgas

Las malas de la película.
En lo que se refiere a tratamientos contra las pulgas, actualmente existen diferentes métodos. Hay productos que sirven para prevenir el contagio y para eliminar las pulgas (y en algunos casos, también las garrapatas), tienen una eficacia bastante buena de entre uno y dos meses de duración, período después del cual hay que volver a aplicar el producto. El método más usado en estos tiempos es la llamada pipeta, que contiene un líquido que se coloca en la nuca del animal. La cantidad que debe usarse se calcula según el peso del perro y la efectividad del método no se pierde aún después de los baños. Generalmente el poder residual dura entre uno y dos meses.
Otras de las presentaciones son las tradicionales: en sprays o rociadores y en soluciones o shampúes, cuya desventaja radica en que no poseen poder residual; es decir, que el efecto es momentáneo. Un producto que está en desuso es el collar antipulgas, que sólo resulta útil en perros de tamaño pequeño, en los que el efecto se distribuye por todo su cuerpo.
Asimismo, además de combatir las pulgas tratando al animal con algún pulguicida hay que controlar los espacios por donde deambula la mascota, colocando un producto específico para ambientes. Un aspecto fundamental que hay que cuidar es que cuando se aplique un pulguicida ambiental, no haya ningún animal en el hogar -por más pequeño que sea- porque el procedimiento puede causarles una fuerte irritación.

admin | Mascotas | Sábado, 14 mayo 2011
Etiquetas: ,