Sidebar Header

Sidebar Header

Delitos en cifras

Los delitos en cifras.
• En 1997 en Capital Federal se produjeron 56.470 robos y hurtos. Mientras que en el Gran Buenos Aires, 101.676
• El 52% de los robos con violencia estuvieron protagonizados por menores de edad. Más de la mitad de los presos menores de 18 años se encuentran en prisión por robo.
• El 30% de los imputados por homicidio son menores de edad.
• El 46% de los habitantes de Buenos Aires ha sido víctima de algún delito.
• En el Gran Buenos Aires, durante los últimos 10 años, los delitos aumentaron un 13%. Se registraron más de 100 atracos por día, el 40% de los cuales corresponden a asaltos callejeros contra personas.
• En Capital Federal, el incremento fue del 10 %. Los barrios de Belgrano y Palermo son los preferidos.
• 8 de cada 10 asaltos se cometen con armas de fuego.
• En la última década la venta de armas creció un 70% y los accesorios para defensa personal (gas paralizante, etc.), un 40%. Mientras que la demanda para aprender artes marciales, aumentó un 30%.
• Se calcula que hay más de tres millones de armas de fuego en manos de particulares, solo un millón cuatrocientas están declaradas y de ellas cuatrocientos mil son de calibres de uso restringido: 38 y 9 milímetros.
• En todo el país funcionan 1.200 agencias de seguridad en las que están empleadas unas 60.000 personas.
• En Capital Federal hay tantos policías como guardias privados, la cifra total asciende a 20.000 hombres.
• Los efectivos de la Policía Federal y de la Policía Bonaerense suman un total de 80.500 agentes.

admin | Consejos,Prevenir robos | Lunes, 05 septiembre 2011
Etiquetas: ,

Como prevenir robos

En líneas generales.
• Sea previsor pero no viva con miedo.
• En la actualidad, existe mayor violencia, no mayor delincuencia.
• Aumentó el uso de armas de fuego. Y el consumo de drogas hace que los delincuentes pierdan más fácilmente el control de sus reacciones.
• Actualmente, los delincuentes no son profesionales y son cada vez más jóvenes, por ende, más irresponsables.
• No es aconsejable resistirse a un asalto. No importa si a simple vista el delincuente no está armado. Hasta una piedra puede ser un arma mortal.
• Lo primero que planifica un delincuente no es por donde va a entrar, sino por donde podrá huir. No interfiera su camino cuando éste escape.
• El delincuente aprovecha la distracción y el factor sorpresa. Es fundamental estar atento en la calle, bancos, transportes públicos o negocios. También cuando ingrese a su domicilio.
• Es importante recurrir a medidas disuasivas. Cualquier elemento de seguridad que instale en su casa, debe ser visible (rejas, alarmas, perro, etc), pues su principal función reside en desanimar al ladrón para que no cometa el delito, no para agredirlo.
• En los consorcios es recomendable realizar reuniones periódicas con los vecinos para hablar sobre las medidas de seguridad que todos tienen la obligación de respetar y poner en práctica.
• Es importante que el hall de entrada de los edificios cuente con personal de seguridad idóneo. Es decir, personas que estén verdaderamente capacitadas para cumplir con esa función y que sepan reaccionar debidamente ante cualquier anomalía. También, cómo debe manejarse el ingreso al edificio de personas ajenas al mismo. Lo correcto es que el vigilante se comunique con el departamento al cual el visitante se dirige y que desde allí le den el visto bueno para dejarlo entrar.
• La policía está “al servicio de la comunidad”, ante la menor sospecha (personas, ruidos o movimientos extraños) comuniqúese con el Comando Radioeléctrico (en provincia, con la autoridad de su zona). El mensaje deberá ser claro y es necesario dejar los datos de quien llama, para que la policía se haga presente a la brevedad.
• Por último, en nuestro país la Justicia le permite a cualquier ciudadano ejercer el poder de policía ante un delito in situ. Desde luego, el riesgo no es poco, pero usted puede detener a un ladrón. Tiene pleno derecho para hacerlo.

admin | Consejos,Prevenir robos | Domingo, 04 septiembre 2011
Etiquetas: ,

Prevenir robos en autos

Automóviles.
Si estaciona su vehículo en la calle, no deje paquetes ni ropa o bolsos en su interior. El “estéreo”, menos. Ponga alarma y traba volante, no sólo en la calle. También, si estaciona en un garage por horas. En lo posible, evite dejar su coche en estacionamientos o playas donde le exijan que entregue las llaves. Antes de subir a su automóvil, observe que no se le acerquen personas desconcidas. Proceda de igual forma cuando esté guardando cosas en el baúl. Viaje con las puertas trabadas y las ventanillas levantadas. Sólo baje un poco los vidrios delanteros o traseros, de manera que no pueda pasar una mano. Si usted va con las puertas trabadas, pero con las ventanillas abiertas, cuando para en un semáforo, por ejemplo, corre el riesgo de que el delincuente, que ya “estudió” la situación, meta la mano, destrabe la puerta, lo empuje y entre. Recuerde que el factor sorpresa siempre jugará en su contra, lo paralizará y en un segundo puede verse encañonado por un arma. Y aunque suene antipático, si viaja en ruta, por supuesto, no levante a ningún extraño, por inocente que sea su apariencia.

admin | Consejos,Prevenir robos | Sábado, 03 septiembre 2011
Etiquetas: ,

Robo en cajeros automaticos

Cajeros automáticos.
Evite retirar dinero de noche. Elija siempre un Cajero Automático que se encuentre en un lugar muy transitado. Nunca en una calle solitaria, sea la hora que sea.
SÍ éste no funciona, jamás le pida ayuda a la persona que “casualmente” está esperando fuera. Generalmente, con poner un simple papel doblado dentro de la ranura por donde debe ingresar la tarjeta, se inhabilita al sistema, método al cual suelen recurrir los delincuentes para que algún inocente usuario les solicite su asistencia y los deje entrar en la cabina. Si no puede realizar la operación en ese cajero, salga y vaya a otro.

admin | Consejos,Prevenir robos | Viernes, 02 septiembre 2011
Etiquetas: ,

Prevenir robos a bancos

Robos de bancos.
A la salida del Banco es necesario estar muy atento. Aunque uno haya ido simplemente a pagar la luz, puede ser asaltado. Generalmente el delincuente roba por la apariencia que pueda tener su posible víctima, y no por la operación que acaba de realizar.
Evite tomar un taxi a la salida del banco. Camine hasta la esquina y espere a uno que pare y, de ser posible, del cual descienda un pasajero. Si retiró mucho dinero y prefiere no caminar por la calle, haga que algún conocido o familiar lo pase a buscar en auto, o contrate un remise. No cuente el dinero ni en la ventanilla del cajero ni tampoco en el hall del banco. Trate de llamar lo menos posible la atención mientras manipula valores. Si la cifra que retira va a ser importante, puede proceder de la siguiente forma. En principio, siempre vaya acompañado, nunca solo. Llame antes al Banco para que tengan la suma preparada dentro de un sobre así cuando usted llega, se lo entregarán en el mostrador de cuentas corrientes. También, avíseles previamente para que una vez que usted se presente, lo hagan pasar a una oficina y allí le entreguen la suma solicitada. Recuerde que existen organizaciones dedicadas exclusivamente a , este tipo de robos. Cuentan con varios cómplices dentro y fuera del Banco que lo seguirán -a pie, en auto o moto- e intentarán como sea, si la suma es importante, alcanzar sus fines. Por eso, cuanto más prevenciones tome, mejor. De todas formas, aunque reiterativa, siempre cabe la advertencia, ante el hecho consumado: no se resista. Si usted retira o deposita sumas de dinero a diario, no utilice siempre el mismo camino, así como tampoco, igual medio de locomoción. Además, si las sumas son importantes, trate de ir siempre acompañado. Dentro del Banco, observe atentamente todo lo que lo rodea. Seguramente, detectará sin mayor dificultad a los delincuentes pues por lo general son extraños, no son parte del ambiente.

admin | Consejos,Prevenir robos | Jueves, 01 septiembre 2011
Etiquetas: ,

Prevención de robos en transportes

Transportes.
Evite tomar los taxis que vienen en fila por una avenida. Es muy común que usted tome uno y dos o tres coches atrás venga un cómplice. Si dispone de tiempo, es aconsejable que espere en una esquina a que se detenga uno y que del mismo descienda algún pasajero. En colectivos, subtes y trenes los “punguistas” tampoco trabajan solos. Siempre van en grupos de tres o más y la distracción es su mejor aliado. Son peligrosos, pues por lo general portan algún elemento para cortar la ropa o las carteras, y suelen utilizarlos contra las personas si éstas dan la voz de alerta o en el caso de arrebato, se resisten. Si usted observa que el punguista está por robar a alguien, no debe convertirse en cómplice. Tampoco, en héroe, ya sea interviniendo directamente, advirtiéndole a la víctima o avisándole al conductor que puede estar en “combinación” con los delincuentes. Con el simple hecho de llamar la atención di-ciéndole algo a un tercero en voz bien alta, como por ejemplo: “Qué calor, ¿señor, puede abrir la ventana?” “¿Se puede correr que estamos muy apretados”, “Me pisó…”, o cualquier otra cosa por el estilo. Así, no solo pondrá en alerta a todo el pasaje que hasta ese momento seguramente estaba distraído y comenzará a mirar los movimientos de alrededor, sino que le dará a entender a los “carteristas” que alguien dentro del transporte puede haberse dado cuenta de su presencia, con lo que rápidamente tratarán de pasar desapercibidos. Por supuesto, en cualquier transporte público, cuide sus pertenencias: lleve la cartera adelante con la mano sobre el cierre, no descuide el bolsillo donde lleva la billetera. El carterista por lo general porta paquetes, bolsos grandes, sacos colgados en sus brazos, que disimulan su tarea. Además, empujan o realizan movimientos bruscos con el fin de distraer. El famoso, “¿baja?”, cuando usted esta parado frente a la puerta de descenso, suele ser fatal.

admin | Consejos,Prevenir robos | Miércoles, 31 agosto 2011
Etiquetas: ,

Prevencion de robos en via pública

Vía pública.
Salga con la menor cantidad posible de objetos de valor. Evite, si no es indispensable, portar tarjetas de crédito o de operaciones bancarias. La cartera trate de llevarla al frente y no colgando de su hombro por detrás de la espalda. Si la lleva en bandolera, mejor. De esta forma, dificultará la tarea de un arrebatador. Tampoco lleve el portafolio colgado despreocupadamente de su mano. Si viaja sentada, es preferible que lo tome con sus dos manos y lo apoye contra su pecho. De todas formas, ante el hecho consumado, no forcejee con el arrebatador, pues puede resultar lastimada. Recuerde que este tipo de delincuentes siempre cuentan con cómplices que merodean cerca y además llevan elementos cortantes. Cuando camine por la calle y se acerque algún extraño para efectuarle algún pedido o pregunta, mantenga el paso sin detenerse. Esté alerta y no se distraiga, tampoco dentro de un comercio, puede haber alguien detrás que sigilosamente abra o corte su cartera o meta la mano en su bolsillo. Manténgase vigilante dentro de supermercados o shoppings donde concurre mucha gente, ante la posibilidad de sufrir un arrebato. El mismo consejo se aplica para cualquier lugar donde se produzcan aglomeraciones: estaciones de subtes, trenes o paradas de colectivo. Si va caminando por una calle desierta y en sentido contrario viene alguien, cruce y siga su camino por la vereda de enfrente.
De la misma forma, si es de noche y no hay gente, no se quede parado esperando al colectivo. Camine. Recuerde que si usted está quieto y se detiene sorpresivamente un auto frente suyo, le será más difícil reaccionar y escapar. En un restaurante no deje colgado en el respaldo del asiento el portafolio, el bolso o la caitera. Tampoco lo apoye en la silla de al lado o de enfrente. Aunque incómodo, es preferible que ponga estos elementos sobre su regazo.

admin | Consejos,Prevenir robos | Lunes, 29 agosto 2011
Etiquetas:

Para no perder las llaves

LLaves.
El llavero no debe tener ninguna identificación sobre la filiación del dueño. De todas formas, si lo pierde cerca de la puerta de su casa debe cambiar las cerraduras. También, si le roban la cartera o el portafolio donde pueda existir algún elemento que indique el lugar de su domicilio. Asimismo, si usted vive en un edificio y la llave que pierde puede ser identificada, deberá alertar para que la combinación de la puerta principal de ingreso al mismo sea cambiada y hacer lo propio en su departamento.
Evite darle las llaves a los chicos. Suelen perderlas con frecuencia y además al ingresar al domicilio pueden ser engañados o llevados por la fuerza con facilidad por un delincuente. No entregue sus llaves a pintores, albañiles, gasistas o afines ni al personal de limpieza circunstancial. En caso de tener que hacerlo, luego de concluido el trabajo proceda a cambiar la cerradura (o su combinación). Cuando lleve a hacer copia de las llaves a un cerrajero y las deba dejar, no dé su domicilio. Tampoco dé ningún dato que las identifique.

admin | Consejos,Prevenir robos | Domingo, 28 agosto 2011
Etiquetas: ,

Evitar robos en casa

Casas.
Para el ingreso, valen las mismas recomendaciones que las descriptas en el ítem Edificios, con el agregado de que se debe descartar la posibilidad de que haya personas extrañas que usted no conozca pero que sean conocidas por algún vecino de otro piso.
Coloque rejas resistentes en todas las ventanas y alarmas. Es aconsejable tener un perro guardián. Todos estos elementos deben ser visibles, para que el posible delincuente sepa que la vivienda cuenta con ellos. Si se encuentra dentro de su casa, evite dejar la puerta del frente o fondo abiertas cuando se encuentre en algún sector lejano a las mismas. Si la casa tiene terraza, trate de mantener siempre la puerta de acceso a la misma bien cerrada cuando no la use. No abra la puerta ni deje ingresar a extraños, sean vendedores ambulantes o service “sorpresa ” de cualquier tipo. Cuando se ausente, aunque sea por media hora, cierre puertas y ventanas y deje la radio encendida. De noche, es imprescindible dejar una luz encendida. Cuando sale de vacaciones, es mejor que lo sepa la menor cantidad de personas posible. De todas formas, a aquellos que inevitablemente van a saber de su ausencia (vecino, diariero, etc.) utilícelos a su favor. Encargúeles que cooperen en la seguridad de su casa, ejerciendo una vigilancia visual para que alerten ante cualquier anormalidad. Si lamentablemente ocurre que los delincuentes entran a su casa mientras usted y su familia están dentro, entregúeles todo lo que le piden y luego facilíteles la huida. Piense siempre que un delincuente, generalmente, actúa como un animal acorralado: si se le cierra el paso, ataca. De lo contrario, escapa.

admin | Consejos,Prevenir robos | Sábado, 27 agosto 2011
Etiquetas: ,

Evitar robos en terrazas

Terraza.
Debe estar siempre cerrada con llave. Si usted ingresa para colgar la ropa o tomar sol, entre y cierre con llave. Nunca deje la puerta abierta. Cualquier técnico que deba ingresar a la terraza tendrá que ser acompañado por el encargado. Si éste no puede esperar mientras la reparación se realiza, lo deberá dejar encerrado con llave por el término que dure la tarea y luego regresar para abrirle la puerta.

admin | Prevenir robos | Viernes, 26 agosto 2011
Etiquetas: ,