Sidebar Header

Sidebar Header

Sauna finlandesa

La sauna finlandesa de tratamiento recuerda su origen en el recubrimiento de pino en las paredes de la estancia, o en esas piedras calientes destinadas a transformar en vapor el agua. Apartándose ya mucho de ese origen, la técnica moderna ha llegado a otras soluciones. La fotografía inferior muestra cómo un mínimo habitáculo reúne las excelencias de la sauna y el baño de gases —ozono, oxígeno o similares— bajo óptimas condiciones de eficacia, economía, espacio y tiempo.

admin | Sudación | Jueves, 22 enero 2009
Etiquetas: , , , , , , ,

Sudación

El objetivo primordial de la sudación es la eliminación de toxinas, pero además restablece el tono muscular y favorece la circulación sanguínea. Como cura de adelgazamiento es poco eficaz y llevada a límites excesivos ocasiona una sobreexcitación de las glándulas sebáceas.
En primera instancia la sudación se obtiene y se refuerza a partir de la gimnasia normal o mediante el uso de aparatos y vestimenta adecuada. Fuera de este caso, existe una diversidad de métodos, entre los que pueden citarse:
La sauna finlandesa, el más popular de los que utilizan calor seco. Se practica en un habitáculo de madera, caldeado a temperaturas entre 40 y 100° y con nivel de humedad mínimo y controlado.
Los baños de ozono se componen de un sencillo generador de este gas, que se insufla en una pequeña cabina hermética en la cual queda ubicada la paciente, con sólo la cabeza al exterior.
Las mantas de calor son, como el nombre indica, una especie de grandes mantas eléctricas. La paciente se coloca en una camilla, sobre una y bajo otra de estas mantas. Provocan una sudación superficial, que se puede complementar con otra más profunda mediante la aplicación simultánea de una diatermia.
Finalmente, como ejemplo de la sudación por vapor, están los baños turcos. Se practican a temperaturas inferiores a las de la sauna y en una atmósfera saturada de humedad.

admin | Belleza,Gym,Sudación | Jueves, 22 enero 2009
Etiquetas: , , , , , , , , ,