Sidebar Header

Sidebar Header

TERMOTERAPIA

TERMOTERAPIA:

Las irradiaciones térmicas, presentadas en sus modalidades más variadas ya son conocidas desde hace tiempo como una medida terapéutica adoptadas en la medicina interna, ginecología, balneología y ortopedia, pero también en otras profesiones que tienen como objeto los tratamientos curativos. Así pues, se usan desde principios de siglo, bajo unas condiciones más o menos clínicas, en el tratamiento de enfermedades crónicas y también, en parte, inflamatorias y degenerativas de las articulaciones. Desde hace algunos años se aprovecha el efecto de un sobrecalentamiento local incluso en la terapia de tumores.

La idea de utilizar el sobrecalentamiento local, sea en la forma que sea, para una reducción del peso, no es ninguna novedad. Con motivo de la comprobación de las funciones metabólicas de personas obesas, las cuales estaban sometidas a unas temperaturas superiores a las normales, empezaron a oírse voces que suponían que, bajo el efecto térmico, aumentaba la acción del metabolismo basal y con ello se producía un mayor gasto de energía, lo que debía tener como consecuencia una reducción del peso.
En los tiempos más recientes la terapia térmica local encuentra, un campo de aplicación cada vez mayor en el tratamiento de la obesidad y de la celulitis. También en los medios de difusión se discute actualmente día a día sobre esta terapia.
Debe ser, por lo tanto, objeto de este estudio, demostrar la efectividad de este tratamiento. Sin embargo, en primer lugar quisiéramos ofrecer una panorámica de la bibliografía que existe actualmente sobre esta indicación.
Debemos adelantar en términos generales que la terapia del calor, siempre que se aplique en el marco de una sensación de bienestar subjetivo, no ofrece ningún peligro y no se esperan efectos secundarios de ella.
En cuanto a los orígenes de la obesidad, existe la opinión generalizada de que ésta, es el resultado de un trastorno del metabolismo energético. Se ha podido demostrar que el organismo del obeso no es capaz de gastar completamente la energía suministrada, por ejemplo, por los alimentos, y que no es capaz de transformarla en calor, que podría ser radiado. Aparentemente esto se debe, entre otras razones, a que la actividad de las enzimas en las mitocondrias de las células grasas se halla rebajada, con lo que no se forma suficiente trifosfato de adenosina (ATP), necesario para la oxidación de los ácidos grasos, es decir, para la lipósis.
Adicionalmente, el tejido adiposo subcutáneo, crece desproporcionadamente con el aumento de peso, mientras que su riesgo sanguíneo apenas se incrementa. Por ello, es de suponer, que para la terapia de estos trastornos, será necesario que estas células participen en mayor medida en el metabolismo general a través de un incremento del riego sanguíneo y, por otra parte, se active más el propio metabolismo celular.
Es posible mediante la aplicación de terapia de calor profundo, en la que coinciden varios mecanismos:
1- Mediante el suministro de energía térmica, genera un aumento del sistema simpaticostono. La consecuencia de ello es una expulsión de la noradrenalina por una activación de los receptores beta. Ello, a su vez, provoca en las células de grasa una liberación de los ácidos grasos procedentes del entorno de las mitocondrias; se inicia la lipólisis. Debido al calor de reacción que se produce durante este proceso se llega a un aumento adicional de la actividad metabólica del tejido adiposo; por regla general, ello supone un 12% por grado de elevación de la temperatura. Este efecto es superior en los obesos que en las personas con un peso normal.
2- Mediante un calentamiento local, generado por la termoterapia, se llega a través de los llamados termoreceptores internos a una emisión de calor centralizada, dirigida por el hipotálamo, es decir, a un aumento del consumo de energía.
3- Mediante el calentamiento de la piel y del tejido adiposo que existe debajo de la misma se consigue un riego sanguíneo 31/2 veces mayor que el normal. Por una parte esto se produce por el estímulo térmico directo y, por la otra, a través de la liberación de sustancias que actúan sobre los vasos sanguíneos como, por ejemplo, la bradiquinina. Ésto origina una apertura de las células de cortocircuito arteriovenosas que normalmente están cerradas, es decir, de hecho a una ampliación del cauce circulatorio vascular. Estas sustancias son tan potentes, que ni siquiera llega a hacerse efectiva una posible constricción simpático-vascular.
4 – Tanto por experimentos realizados con animales, como con personas, se ha podido demostrar, que mediante la vasodilatación originada por el suministro de calor profundo y con el mayor riego sanguíneo generado, es posible una mayor remoción de las grasas, puesto que se puede aumentar la oferta de albúminas de remoción mediante ese mayor caudal. Este efecto se pudo probar, entre otras cosas, a través de la demostrada proliferación de ácidos grasos no esterificados en el suero de enfermos diabéticos
Una vez determinado el tipo de celulitis de la paciente, hay que examinarla atentamente para buscar la naturaleza de la misma, y aplicar el tratamiento más efectivo.

admin | Técnicas de masajes | Miércoles, 28 agosto 2013
Etiquetas:

10 pasos para lograr un baño relajante

Pasos para lograr un baño relajante:
1 • El momento que elija para el baño miorrelajante debe ser usado exclusivamente para eso. Un espacio sin horario fijo y sin prisa por finalizar le depararán una agradable sensación de libertad. El viernes suele ser una jornada intensa con un ritmo de trabajo acelerado, por lo tanto es una buena opción para llevar adelante el plan antes del fin de semana.
2 • No planifique ninguna actividad especial para el momento posterior al baño. Saber que tiene que salir, por ejemplo, evitará que alcance un completo estado de relajación.
3 • Tome los recaudos necesarios para tener la seguridad de que, mientras dure el baño, éste no será interrumpido.
4 • Es importante que prepare su baño como si se tratase de un “ritual”: dése su tiempo, elija las sales o aceites que desee para hacerlo más confortable, prepare las toallas que usará luego de él, y ubique, si lo desea, una vela aromática en un lugar estratégico del baño.
5 • Si le parece, acompáñese de cualquier melodía musical que le agrade. En lo posible, se recomienda música sin estridencias, pues de lo contrario se corre el riesgo de que alguna “nota disonante” rompa la comunión cuerpo/mente que se busca con esta técnica.
6 • Prepare el agua teniendo en cuenta que su temperatura no debe superar los 40 grados. Asimismo, no se recomienda utilizar agua muy fría: los especialistas saben que en agua fría la musculatura superficial no logra un buen grado de distensión.
7 • Entre lentamente en el agua, y concéntrese en la luz de la vela o incienso. Deje la cabeza seca, completamente fuera del agua.
8 • Trate de poner su mente en blanco. Puede empezar recreando un momento de máxima felicidad: reviva los olores, los colores, las sensaciones de ese episodio de su vida. En pocos minutos, su mente estará por completo percibiendo esas sensaciones. Respire lentamente y cierre los ojos. A partir de este instante, deje el tiempo pasar, no se preocupe por su cuerpo.
9 • Lentamente, tome conciencia de cada una de las partes de su anatomía, e imagínelas flotando en el aire. No se mueva, intente percibir el ruido de su respiración.
10 • Usted se dará cuenta cuando el baño cumplió su efecto: la necesidad de salir del agua o el deseo de completarlo con una ducha o un masaje con espuma, serán las señales de que su cuerpo ha obtenido el relax que necesitaba. En esta etapa de transición hacia el baño “convencional”, dediqúese cuidadosamente a disfrutar del estímulo de los aceites o el jabón.
Finalmente, salga del agua, envuélvase en una toalla y recuéstese en su cama por unos minutos, luego de los cuales, podrá vestirse como desee. Ya está: de una forma más que sencilla, todo su cu-repo -y su mente- alcanzaron un inédito grado de relajación. !Ah!… puede repetirlo todas las veces que lo desee.

admin | Masajes,Técnicas de masajes | Sábado, 24 diciembre 2011
Etiquetas: ,

Lograr un baño relajante

Pasos para lograr un baño relajante:
Unas sencillas instrucciones le permitirán transformar su baño en un terapéutico tratamiento relajante.
Los tiempos que corren nos obligan a seguirlos. Es decir, a correr. Así, se vive apurado desde el desayuno hasta la cola para sacar entradas en el cine, todo causa tensiones, y se sabe, las tensiones suelen “pasar factura “, bajo la forma de contracturas, insomnio y otras manifestaciones orgánicas que suelen, incluso, ser graves.
A la hora de buscar un método de relajación general, los kinesiólogos recomiendan un baño relajante, al menos una vez a la semana.
Resulta muy común pensar en que las virtudes de un baño sólo pueden disfrutarse luego de pagar los caros servicios de un SPA, generalmente a trasmano de nuestras ocupaciones y tiempos. La cosa es mucho más sencilla: en nuestra casa, y sin más gastos que el tiempo que destinemos a preparar y disfrutar del más relajante de los baños. Para ello, siga al pie de la letra estas instrucciones; se sorprenderá de los resultados.

admin | Masajes,Técnicas de masajes | Jueves, 22 diciembre 2011
Etiquetas: ,

Tratamiento de columna vertebral

Una pila de nervios.
La columna vertebral está compuesta de siete vértebras cervicales, doce dorsales, cinco lumbares, el hueso sacro y el coxis, estos últimos formados por la fusión rígida de varios cuerpos vertebrales. En total, contando las libres y las fusionadas, tenemos 32 vértebras, de cada una de las cuales parten un par de nervios espinales: uno hacia la izquierda y otro a la derecha. Cada uno de estos nervios, a su vez, se ramifica en dos ramas principales, una de las cuales inerva la zona muscular superficial, y otra que penetra profundamente hacia los órganos.
Como hemos dicho, como consecuencia del bloqueo vertebral puede producirse la irritación de uno o más pares de nervios, lo que produce la inflamación de la musculatura, que se contrae involuntariamente produciendo intenso dolor, mientras que a través de la rama profunda se producen los correspondientes trastornos de los órganos afectados.
¿Por qué pasa esto?, porque a través de los nervios, los órganos reciben órdenes de funcionamiento provenientes del cerebro, y éste a su vez recibe continuamente mensajes del funcionamiento del órgano. Cuando alguno o ambos de los dos carriles de esta autopista informática se bloquea -como ocurre cuando se comprimen entre sí dos vértebras-la información proveniente del cerebro no llega a su destino, o viceversa desde el órgano que queda, literalmente, fuera de control.
Veamos un ejemplo clásico de esta comunicación entre los órganos y el cerebro: supongamos que la mucosa estomacal está irritada luego de haber recibido una comida abundante, picante o, los que es más frecuente, ambas cosas. Cuando esto ocurre, el órgano envía al cerebro una señal que viaja, primero por el nervio y luego por la médula, hacia – el cerebro. Este recibe el mensaje de problemas y elabora una respuesta para solucionarlo. Esta respuesta que viaja desde el cerebro, lo hace por la misma vía, pero, claro está, por la mano contraria.
El mensaje del cerebro, denominado “respuesta motora”, consiste en ordenar una vasodilatación en el estómago, y aumentar la producción de jugo gástrico para favorecer la digestión. Y esto que hemos descripto para un nivel profundo, también se da con la rama superficial: cuando una parte del cuerpo se expone a una corriente de aire frío, por ejemplo, de la piel parte una señal hacia el cerebro, que ordena un movimiento muscular localizado para aumentar la temperatura.

admin | Masajes,Quiropraxia,Técnicas de masajes | Jueves, 31 marzo 2011
Etiquetas: ,

Masaje integral

UN MASAJE INTEGRAL.
Además de la columna vertebral, existen otros puntos del cuerpo sobre los que se verifica el efecto beneficioso de los masajeadores de madera. En el caso específico de la planta del pie, a la acción quiropráctica se suma el poder terapéutico de la reflexología.

admin | Masajes,Quiropraxia,Técnicas de masajes | Martes, 29 marzo 2011
Etiquetas: ,

Masajes quiropracticos

Y siempre de acuerdo a lo que sostiene la quiropraxia esta alteración se traduce en problemas funcionales de los órganos gobernados por los nervios irritados. De este modo y como puede verse en la ilustración que acompaña esta nota un problema vertebral podría estar ocasionando trastornos de próstata, cardíacos o renales, por sólo mencionar algunos.
A través de la quiropraxia se manipulan las vértebras para corregir sus problemas de rozamiento y esto, además de traducirse en una rápida mejoría del dolor de espalda, transmite una “cura a distancia” del problema orgánico. Problema cuyas causas, dicho sea de paso, no suelen ser diagnosticadas fácilmente por los médicos, que se resisten a pensar en que un problema hepático puede originarse en otro sitio que no sea el hígado, o que una arritmia pueda solucionarse con un hábil trabajo de masajes vertebrales.
Afortunadamente, cada vez son más los médicos “tradicionales” que reconocen en las técnicas quiroprácticas ya no sólo a un auxiliar para paliar el dolor de espalda, sino como un efectivo método terapéutico para solucionar problemas que no podrían ser tratados de otra manera. El masajeador de madera es, pues, una herramienta práctica para que cualquier persona, sin tener conocimientos de las técnicas quiroprácticas, pueda lograr el efecto mencionado.

admin | Masajes,Quiropraxia,Técnicas de masajes | Lunes, 28 marzo 2011
Etiquetas: ,

Quiropraxia columna vertebral

Un quiropráctico de madera.
Pero el poder curativo de estas asombrosas meditas va más allá: cuando se las hace rodar sobre la parte central de la espalda, especialmente por encima de las apófisis vertebrales (los abultamientos óseos que se perciben a simple tacto a lo largo del centro de la espalda), irradian su efecto a prácticamente todos los órganos o grupos de órganos del cuerpo.
¿Cómo es esto posible? De la columna vertebral parten una serie de nervios que nacen en la médula espinal y pertenecen al sistema nervioso neurovegetativo. Cada uno de ellos, ramificado, coordina el funcionamiento de uno o más órganos. Y es sobre estos nervios que las meditas ejercen su efecto.
Cuando dos vértebras interfieren entre sí, rozándose de manera anormal, como consecuencia de la con-tractura muscular se produce el intenso dolor que, genéricamente, llamamos “de espalda”. De acuerdo a los principios de la quiropraxia, junto a este síntoma principal que es el del dolor, se produce un fenómeno menos evidente, pero de consecuencias más profundas y graves: la compresión más o menos intensa de los nervios anteriormente mencionados.
El nervio comprimido se irrita y, en consecuencia, funciona mal.
Por su diseño, los masajeadores de cuatro ruedas son ideales para zonas largas, como toda la columna vertebral

admin | Masajes,Quiropraxia,Técnicas de masajes | Domingo, 27 marzo 2011
Etiquetas: ,

Masajeadores de madera

QUIROPRAXIA EN EL HOGAR.
Cómo se usan los masajeadores de madera.
Un instrumento sencillo reúne los conocimientos de una medicina
milenaria. El masajeador de madera es un utensilio que, correctamente usado, produce asombrosos resultados no sólo sobre el dolor de espalda, sino sobre nuestra salud en general.
El masajeador de madera es un instrumento cuyo origen se remonta al nacimiento de la medicina oriental. Como suele ocurrir con el enorme legado que la medicina tradicional ha recibido de parte de la milenaria ciencia china, cualquier disciplina que se base en sus conocimientos genera, en un primer momento, cierto escepticismo hasta que -indefectiblemente- las publicaciones científicas más prestigiosas del mundo respaldan con experiencias comprobadas la validez de la terapia en cuestión.
Ni más ni menos es lo que ha ocu-nido con este sencillo, pero increíblemente efectivo sistema de masajes. El dispositivo de madera ejerce su acción en múltiples planos de efectividad simultáneos. En primer término, generando un rápido y generalizado bienestar como consecuencia del simple contacto de la madera con la piel, que estimula terminaciones nerviosas y áreas reflejas; y en un plano más profundo, se verifica la acción curativa a través de la presión sobre el o los músculos contracturados, generalmente a consecuencia de la tensión nerviosa. Recientes investigaciones demostraron que este efecto se debe a la estimulación de otros receptores nerviosos que generan, a nivel cerebral, una abundante liberación de endorfinas, potentes anestésicos naturales generados por el propio organismo; todo ello induce una profunda relajación, primariamente local y luego generalizada.

admin | Masajes,Quiropraxia,Técnicas de masajes | Sábado, 26 marzo 2011
Etiquetas: ,

Masaje en el cuello

Masaje cuello y hombros:
Este masaje se recomienda para disminuir las molestias musculares y postulares y también la fatiga en general.
La persona que recibe el masaje debe estar tumbada boca arriba. Colócate detrás, cógele los hombros (con los pulgares en la parte posterior y el resto de los dedos en la anterior) y hazlos girar hacia un lado y hacia otro.
Luego, sitúate a su derecha, pon la mano izquierda sobre la frente y gira la cabeza hacia ti. Sujeta sin presionar. Con los dedos de la mano derecha empieza realizando rotaciones hacia arriba hacia fuera desde la base del cuello. Muévete hacia la base del cráneo y vuelve a bajar por el cuello y hacia fuera, en dirección al hombro. Repite de cuatro a ocho veces. No deslices los dedos sobre la piel.

admin | Masajes,Técnicas de masajes | Sábado, 12 febrero 2011
Etiquetas: , ,

Como dar masajes

La persona que va a recibir el masaje se tumba en la cama boca arriba con una almohada debajo de las rodillas. Hay que encontrar una postura que permita dejar la cabeza ligeramente en suspensión para mantener las cervicales rectas (puedes ponerte a los pies de la cama y dejar que parte de la cabeza quede colgando).
A continuación te describimos cómo realizar un masaje en los brazos, los hombros y el cuello.
Brazos:
Son la zona menos sensible del cuerpo, por lo que se recomienda empezar por aquí, y utilizar este primer contacto como calentamiento. Comienza con el izquierdo y continúa con el derecho. Es importante que la persona que recibe el masaje permanezca relajada, con los brazos muertos y no ayude a realizar ningún movimiento.
Realiza toques en los hombros y los brazos.
Aplica el aceite mediante pases largos desde la mano hasta el hombro.
Con las dos manos lleva a cabo un amasamiento descendiendo primero desde los hombros hasta el codo y ascendiendo después. Repite tres veces. Para trabajar el antebrazo, dobla el brazo por el codo y déjalo reposando sobre la cama. Haz 2 o 3 pases desde la muñeca al codo. Ten cuidado de no presionar la arteria interna del brazo. Amasa una o dos veces. También puedes realizar alguna rotación.
Abre la mano lentamente y trabaja cada dedo (empezando por el meñique) realizando movimientos en espiral desde la punta hasta el nudillo, como si giraras un tornillo. Estira los dedos y la mano todo lo que puedas, pero sin forzar.
Masajea la palma con los pulgares de tus dos manos, realizando círculos opuestos. Trabaja el dorso de la mano manteniendo el pulgar firmemente apoyado sobre la palma y moviendo los otros dedos por el dorso con un movimiento circular. Haz girar el pulgar en el sentido de las agujas del reloj. Coge su mano entre las tuyas y hazla girar. Finalmente flexiona la muñeca hacia delante y hacia atrás.

admin | Masajes,Técnicas de masajes | Viernes, 11 febrero 2011
Etiquetas: ,