Sidebar Header

Sidebar Header

Autoayuda gratis

Autoayuda.
¿Es cierto que la repetición constante de ciertas afirmaciones puede ayudarnos a desechar el pesimismo con el que a veces vivimos?

El hacer afirmaciones implica enunciar positiva y enfáticamente todo aquello que sabemos nos puede traer felicidad y salud, constituyéndose en un poderoso proceso. Sin embargo, muchas veces el subconciente se siente desconcertado cuando recién empieza a recibir mensajes positivos y no sabe qué hacer con ellos. Por esta razón, es imprescindible que reconozcamos esos pensamientos subconcientes que afloran y que son sumamente contrarios a lo que afirmamos. Suele suceder por ejemplo que al afirmar: “Soy digna de amar y ser amada”, afloren mensajes como “pero si soy ridicula, horrible, nadie me quiere”. Aceptemos dicha negatividad como signo de que eso está clavado muy dentro de nosotros y que de no dejarlo ir, impedirá que logremos aquello que decimos “querer”. Por lo tanto, reconoce tu resistencia, acéptala y déjala ir. Díle algo como “gracias por haber salido, ahora ya no te necesito, te dejo ir con amor”. Tu evolución y trascendencia representan todo un proceso, dedicarte a ello toma toda una vida. No se trata de hacer afirmaciones durante 10 minutos o media hora. El día tiene 24 horas y todo este tiempo es importante. Acaso, ¿Crees que pueda beneficiarte el decir frente al espejo “me amo y me apruebo” y luego de inmediato regresar a tu viejo pensamiento de “la vida es un asco” o “todo es tan difícil”?
Definitivamente, si te mantienes alerta la mayor cantidad de horas estarás dando pasos agigantados, de lo contrario irás como tortuga. Te recomendamos ver cirugia estetica aveces esto ayuda a estar mejora a deterninadas mujeres.
Estas y otras hermosas enseñanzas las encontramos en los libros de Louise Hay, autora metafísica y líder en terapias de auto ayuda. Si deseas disfrutar de una terapia sanadora te invitamos a asistir a los talleres de fin de semana que se realizan los últimos sábados y domingos de cada mes.

admin | Consejos,PSICOLOGÍA | Viernes, 10 diciembre 2010
Etiquetas: ,