Sidebar Header

Sidebar Header

Cirugias nariz

Actuar sobre la punta nasal es casi siempre necesario, dependiendo del tipo de punta la corrección a realizar. En la mayoría de los casos será necesario extirpar parcialmente los cartílagos de las alas, a fin de corregir la prominencia de éstos. En las narices con punta carnosa será necesario, además de extirpar parcialmente los cartílagos alares, escindir el exceso de grasa que deforma la punta. Posteriormente realizaremos el estrechamiento de la base ósea mediante fracturas laterales del puente óseo.
En las narices largas y con punta caída es necesario actuar sobre la parte más inferior del tabique, a fin de conseguir el acortamiento nasal y levantar así mismo la punta, de forma que el ángulo entre labio y nariz sea mayor. Así la punta será más airosa y el labio superior más visible.
En los casos de narices hundidas o nariz en silla de montar se puede conseguir un buen perfil insertando en el dorso nasal un puente de hueso o cartílago del mismo paciente, aunque actualmente también es posible utilizar un vastago de silicona sólida, que, como hemos dicho, es muy bien tolerada por el organismo.

admin | Cirugia nariz,Cirugías,Consejos | Sábado, 18 abril 2009
Etiquetas: , , , , ,

Nariz grande

Una nariz deforme, sino sobre la cara en general, modelándola, acentuando ángulos, aumentando o disminuyendo prominencias hasta conseguir que sea armónica.
Pero he aquí una pregunta que nos podemos hacer: ¿cuáles son los cánones o medidas que determinan esa armonía facial? Si bien existen líneas, distancias entre ellas, ángulos, etc., que pueden servir como patrones de las medidas de cada rasgo facial, todos conocemos casos de personas con una cara perfecta que, sin embargo, no es atractiva. Otras, en cambio, a pesar de tener algunos rasgos muy acentuados, como la boca, pómulos, etc., alternando con otros vulgares, nos resultan muy atractivas. Asi pues, aunque a continuación hablemos de esos patrones, no debemos ser fríos en su aplicación, sino que hemos de valorar en primer lugar el conjunto de ese rostro. Si este conjunto no resulta agradable o atractivo, aplicaremos entonces los ángulos y medidas para determinar qué rasgo, por exceso o por defecto, puede influir desfavorablemente, rompiendo la armonía facial.

admin | Cirugia nariz,Cirugías,Consejos | Martes, 14 abril 2009
Etiquetas: , , , , ,