Sidebar Header

Sidebar Header

El hijo único

El hijo único.
Se define en parte por el hecho de haber tenido siempre la atención absoluta de sus padres y no ha experimentado el problema de vivir en la misma casa con un rival. Entonces, si la relación entre hermanos es tan poderosa, importante y determinante, ¿cómo aprende a competir el hijo único, que no tiene hermanos para practicar? Por imperio de las circunstancias, está forzado a hacerlo con hermanos sustitutos, o sea, amigos, compañeros o primos. En apariencia, crece en el mejor de los mundos. Pero también es cierto que carga sobre sus hombros todas las expectativas de sus padres. Al carecer de rivales, no es celoso ni posesivo con otras personas. Acepta a los otros como son y se lleva bien con los demás, en especial con otros únicos o con hermanos mayores. En muchos aspectos, se parece a estos últimos. Es conservador y le gusta que las cosas sigan como están. Sabe manejar la presión, porque se acostumbró a lidiar con la ejercida por su familia sobre él. Claro que esto lo puede volver narcisista y lo hace sentirse herido y confundido cuando no consigue lo que quiere.

admin | Familia,Otros,Relacion de familia | Lunes, 30 mayo 2011
Etiquetas: ,