Sidebar Header

Sidebar Header

Sal oculta en los alimentos

Hay que limitar el consumo de sal o si se ha prescrito una dieta baja en sodio evitar determinados alimentos por la cantidad de sodio que contienen. Te damos algunos nombres para que los tengas en cuenta a la hora de decidir el menú:
CARNE: En este apartado destacan los embutidos chorizo, salchichón, salchichas, etc. las carnes ahumadas jamón dulce, jamón serrano, lomo embuchado, etc., los patés y el foie.
PESCADOS: Además de las típicas salazones, como el bacalao o la mojama, también hay que moderar el consumo de conservas o ahumados de pescado.
VERDURAS: Los encurtidos son las conservas de verduras donde encontramos mayor cantidad de “sal oculta” -pepinillos en vinagre, aceitunas, alcaparras, etc.-, sin embargo, también otras conservas o enlatados -como la socorrida salsa de tomate de bote- tienen un alto índice de sodio.
LÁCTEOS: Los quesos curados y los semicurados tienen un elevado contenido en sal, así como algunos preparados lácteos.
COCINA RÁPIDA: Los platos preparados, los precocinados -sean o no congelados- y muchas de las “ayudas” que tenemos en la cocina, como los cubitos de caldo o las salsas ya preparadas, contienen sal en exceso.
APERITIVOS: Las patatas fritas, las palomitas, los nachos y todo este tipo de snacks, así como los frutos secos salados, los colines y bastoncitos de pan e, incluso, los refrescos, al ser bebidas carbonatadas, contienen sal.

admin | Alimentación equilibrada,alimentos sanos | Jueves, 26 agosto 2010
Etiquetas: ,