Sidebar Header

Sidebar Header

El pánico y la palabra

Los especialistas sostienen que cuando un paciente llega por primera vez al consultorio por ataque de pánico viene con esa etiqueta puesta y demandando una receta mágica que le diga qué hacer.
Frente a este desconcertante síndrome, esa salida es mucho más simple que ponerse a revisar por qué pasa eso que produce sufrimiento. En cambio, los especialistas aconsejan comenzar un tratamiento psicológico con Ia posibilidad (de acuerdo a lo singular de cada caso) de combinarlo interdisciplinariamente con un tratamiento farmacológico específico. Es importante destaca que el solo tratamiento por medicación no logra la remisión del cuadro. La consulta psicológica permite profundizar en aquello que pasa desde la inte mediación de la palabra, ya que justamente si se intenta acallar el síntoma co medicación inmediata, sin tratamiento psicológico, sólo se consigue tapar alg que va a estallar más adelante y en mayor magnitud. La estrategia a seguir que el paciente comience a recorrer un camino donde pueda relacionar la cris de angustia con algo de su historia, pueda responderse qué es lo que no es funcionando en su vida y comience así a apoderarse de aquello que lo angus! en vez de vivirlo como algo ajeno que se le impone.

admin | PSICOLOGÍA | Martes, 02 septiembre 2008
Etiquetas: , , ,

Esas malas palabras

Esas malas palabras

Cada vez más se escucha cómo los chicos adquieren un vocabulario que no es el esperado ni el enseñado. Algunas claves para tener en cuenta y evitar las malas palabras:
■ Enséñele con el ejemplo. Si usted las pronuncia, trate de disculparse delante de él.
■ Demuéstrele a su hijo que hay expresiones alternativas para los insultos.
■ Intente hacerle ver que las malas palabras pueden ser hirientes. Muchas veces es necesario explicar el significado de lo que está diciendo.
■ No comente con otras personas lo que él ha dicho delante del chico. Esta actitud hará que se sienta importante y lo animará a seguir recurriendo a esas palabras cada vez que quiera llamar la atención.
■ Aunque a veces puede producir gracia, intente no reírse cuando su hijo diga alguna expresión disparatada.

admin | Consejos | Viernes, 30 noviembre 2007
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,