¿Cómo superar una ruptura?

El cómo superar una ruptura amorosa puede considerarse como una de las situaciones que más pueden doler sentimentalmente en esta vida. Es importante que recuerdes que existen millones de parejas que pasan por este escenario, incluso puede decirse que es una situación normal.

Debes tomar en cuenta que independientemente del tiempo que haya tenido tu relación amorosa o cuán brusco haya sido el final de la misma, igualmente puede presentarse como una escena traumática que recordarás siempre, será muy doloroso en un principio y la situación se puede complicar más. No negaré que el proceso no será fácil, pero llegará un momento donde todo cambiará y el dolor quedará guardado en un lugar donde tú solo tienes acceso.

Índice

    Fases que suceden antes de cómo superar una ruptura

    Es importante que tomes en cuenta las fases a la hora de cómo superar una ruptura, ya que una pareja cuando se separa , se vive un proceso largo o corto de duelo (esto dependerá completamente de ti), tomando en cuenta que es el final de una historia.

    En estos casos, nuestra mente necesita un tiempo para comprender que las cosas ya no serán como antes, luego podrás asimilar y afrontar que la otra persona ya no pertenece a tu vida y que es el comienzo de un nuevo ciclo.

    Te recomiendo que pases, vivas y entiendas cada sentimiento que está en tu cuerpo y mente, esto es vital para saber cómo superar una ruptura. Es muy importante que sepas asimilar y entender cada una de estas etapas.

    superar una ruptura

    Negación: Primera fase a la hora de cómo superar una ruptura

    Esta es la primera fase y la más cumbre de todas, es muy dolorosa y en la cual sufres más de una manera emocional. Las frases que tienen vida en esta etapa son:

    • Esto no me puede estar pasando a mí.
    • Estoy viviendo una pesadilla.
    • Me estás mintiendo.
    • No puede ser la realidad.
    • Sin ti no voy a poder seguir.

    Cuando pases por esta situación, entrarás en un escenario donde te niegas rotundamente a aceptar el momento que estás viviendo; rogarás y pedirás que todo haya sido una broma y que la persona vuelva a decirte que solo fue un chiste de mal gusto.

    Te dolerá mucho y te costará entender que has vivido y pasado una ruptura, la tristeza inundará tu corazón y te recomiendo que llores hasta donde no tengas ninguna lágrima que derramar.

    Ira

    Una vez que ya hayas asimilado el momento, lo más común es que tu dolor se transforme en un profundo odio; las lágrimas pasarán a ser de enojo o frustración, y entras en un momento donde solo quieres destruir todo a tu paso y si es posible lastimar a esa persona. Los pensamientos que pasan por tu mente pueden ser:

    • ¿Cómo ha podido terminarme así?
    • ¡Lo odio con todas mis fuerza!
    • ¡No lo quiero volver a ver nunca más!
    • ¿Cómo pudo terminarme a mí?
    • ¡Es un completo tonto!

    Cada segundo que pase, la ira seguirá aumentando, pues empiezas a recordar cada detalle que no te gustó, la forma en la que te trató, las decisiones que tomó sin consultarte, la manera injusta en que hizo la ruptura, o si en dado caso te ha traicionado y tú preferiste terminarle. Todo eso llenará tu cabeza y te puedes llegar a sentir muy mal por dentro, pues una parte de ti siempre intentará comprenderlo.

    Esta fase se caracteriza por representar una tristeza muy profunda, puedes inclusive sentir mucha ansiedad y agresividad.

    Negociación

    En esta fase intentas por todos los medios posibles cambiar o arreglar la situación que está pasando, buscas la manera de forzar acuerdos que permitan que todo vuelva a ser como antes.

    Es un punto muy común donde entras en una desesperación profunda, empiezas con mensajes insistentes, luego llamadas cada cierto período de tiempo, intentas crear encuentros inesperados, que al final solo terminarán rompiendo más tu corazón, así que intenta evitarlo, por favor. La mayoría de los encuentros que organizas no van a terminar con el resultado que esperas tener.

    Depresión

    Cuando esta fase comienza, entenderás de una vez por todas la situación por la cual acabas de pasar y estás viviendo; comprenderás que tu relación ha llegado a un punto que no tenía retorno, y por esta razón finalizó, no van a volver a estar juntos aunque lo desees con todo tu corazón.

    Eres libre de sentir toda la tristeza del mundo, estarás mal y no tendrás ni un poco de esperanza en el amor, posiblemente pienses que todo lo ocurrido fue tu culpa o tuviste que ver mucho en esa situación.

    Es muy normal que experimentes la situación donde dejas de comer, no tienes ganas de salir para ningún lado y habrá noches donde no podrás dormir.

    Aceptación

    Has llegado a la última etapa. Lograrás aceptar y entender que has terminado con tu pareja definitivamente, te sentirás muy dispuesta a seguir con tu vida anterior y recuperar todas las fuerzas que hayas podido perder, procederás a bloquear cualquier pensamiento negativo o rencoroso que tengas de ese día.

    Es un sentimiento de libertad lo que vivirás cuando observes de nuevo las viejas fotografías y los antiguos regalos que te hizo tu pareja, y no sentirás ningún dolor, solo un poco de nostalgia, entenderás que tu mente y espíritu han sanado correctamente. Ya no tendrás el sufrimiento que hayas vivido antes e incluso podrás hablar tranquilamente de la relación que ha pasado.

    Consejos para superar una ruptura

    Ya que has aceptado las fases que vas a vivir en el duelo, entonces te recomiendo que pongas en práctica una serie de pasos o tips que puedes utilizar para poder afrontar y sobrellevar de la mejor manera posible una ruptura.

    como superar una ruptura

    Arriba esa autoestima

    La autoestima juega un papel muy importante en esta situación. Esta misma debe florecer y es muy importante que siempre la mantengas alta, siempre tienes que sentirte feliz contigo, sin importar la opinión que tengan los demás de ti. Tienes que trabajarla continuamente para valorarte como te mereces.

    Una vez que vives esta situación, debes aprender a disfrutar de tu propia compañía; cuando te sientas bien contigo, podrás disfrutar de cualquier situación que vivas.

    Te recomiendo que te aceptes tal y como eres, todos tenemos defectos pero también virtudes que nos hacen únicos y tú no escapas de esta realidad. Esa es tu verdadera identidad.

    No temas al cambio

    Ya aceptaste la nueva situación que estás viviendo y afrontando, de nada servirá que te quieras negar a creer y aceptar lo ocurrido, lo único que lograrás es alargar el dolor que puedes estar viviendo.

    No te estoy diciendo que niegues el dolor o intentes evitarlo, solo quiero que lo aceptes e incluso siente que abrazas tu propio dolor, que comprendes los sentimientos que estás teniendo pero no puedes quedarte ahí, tienes que vivir.

    Llora

    Somos humanos y es muy normal que sintamos inmensas ganas de llorar. Algo que debes tener muy en claro es que si quieres llorar, hazlo. Nadie te impide que no lo hagas, recuerda que ni el orgullo ni la dignidad tienen nada que ver en este caso. Es una forma de dejar fluir y liberar todas las emociones que estamos sintiendo y nos sobrepasa.

    Te recomiendo que no intentes evitar esto, aunque estés en público, pues reprimir las emociones y sentimientos nunca será un buen camino.

    Evita el victimismo

    Uno de los errores más comunes que puedes cometer y para nada te lo aconsejo, es que adoptes el papel de víctima. Puedes haberlo escuchado miles de veces, pero te lo recodaré igual, no te compadezcas a ti mismo, es como si te incitaras a sufrir más. No te obligues a ser una víctima.

    Recuerda y ten en mente que no eres la única persona que ha vivido esta situación y tampoco eres diferente al resto que lo vivió o lo está viviendo. En dado caso, si ellos lo han podido superar, tú también podrás.

    Acercarse al circulo social es imprescindible en el cómo superar una ruptura

    Todas las personas que estén a tu alrededor, ya sean amigos, familiares, vecinos o solo compañeros de trabajo, harán un cambio muy positivo en ti.

    Es normal que cuando comienza toda la situación y entramos en una fase de duelo, preferimos alejarnos de todo el mundo y nos quedamos sólo con nuestra compañía. Te recomiendo que en estos momentos no te aísles demasiado, entiendo que quieras desahogarte de una manera emocional, pero lo peor que puedes hacer es quedarte encerrado.

    Sé que en esa situación nada tiene sentido, pero haz un esfuerzo en salir con tus amigos, ejecuta reuniones fuera de la comodidad de tu hogar, realiza planes y cúmplelos. Reúne todas tus fuerzas para luchar contra la pereza y fatiga.

    Recupera tu vida social y abre las puertas a nuevas posibilidades.

    Adelante y solo hacia adelante

    superar una relación

    No es el momento de imitar a los cangrejos, nada tienes que ganar con mirar en tu pasado, ni mirar las situaciones que te llevaron a donde estás ahora. Deja de darle vueltas a lo pasado y vive; tampoco imagines lo que pudo haber pasado si hubieras reaccionado de diferente manera.

    Es el momento de mirar hacia adelante y comprender que el pasado siempre será eso, pasado. Nunca podrás cambiarlo o modificarlo, lo que sí puedes hacer es aceptar que no debes cometer los posibles errores que hayas hecho.

    Subir

    Utilizamos Cookies