¿Qué llevar con una gargantilla?

Qué llevar con una gargantilla

Las gargantillas están de moda. Este accesorio tan popular, se ha vuelto a poner de moda. Volvió a ganarse el amor de las mujeres en 2020 y su popularidad sigue en alza. Pero, ¿Qué llevar con una gargantilla? Los materiales con las que están hechos son simplemente asombrosos en su variedad y es normal perderse entre tantos tipos de gargantillas.

Índice()

    ¿Qué llevar con una gargantilla?

    Por ello, los siguientes tips te serán realmente útiles ya que dependiendo de las gargantillas que tengas, su material, su diseño o su marca, tendrás que saber con que combinarlas y sobre todo en que momento utilizarlas.

    Gargantillas de terciopelo

    La elegante gargantilla de terciopelo ya era muy popular en el pasado. En 2017, recomendamos echar un vistazo más de cerca a este accesorio, porque vuelve a estar de moda. 

    Son los productos de terciopelo los que se consideran los más versátiles: se ven geniales con casi todo. A su vez, la variedad de colores permite elegir una opción realmente interesante para cada look.

    Este producto es adecuado exclusivamente para salidas nocturnas y eventos.

    Gargantillas de encaje

    Las gargantillas de encaje, a diferencia del resto, lucen sofisticadas y femeninas, muy femeninas. Dependiendo del grosor y la decoración de la misma, se pueden combinar con diferentes complementos y looks. 

    Por ejemplo, una gargantilla fina hecha de encaje liso se verá bien incluso en la vida cotidiana con pantalones cortos y un top.

    Una delicada gargantilla floral, que será una gran opción para el verano, se puede hacer a mano. Y es perfecta para la estación más calurosa del año.

    Gargantillas de cuero

    Las gargantillas hechas de cuero o un sustituto en 2020 han ganado una popularidad particular. Se podían ver en muchos desfiles, por lo que las mujeres modernas de la moda comenzaron a usar esta tendencia con placer en la vida cotidiana.

    Gargantillas de tatuaje

    Las gargantillas de tatuajes disfrutaron de gran popularidad en los años 90 y muchos las recuerdan desde la infancia. En ese momento, muchas adolescentes e incluso niñas pequeñas usaban este tipo de gargantilla. 

    Y si, ahora la moda de este accesorio ha vuelto de nuevo y ya es imposible imaginar una imagen elegante sin él. Puedes combinar gargantillas tatuadas con cualquier prenda e incluso con un traje formal.

    Gargantillas lujosas

    Todas las gargantillas se ven originales a su manera. Sin embargo, para crear una imagen vívida o una sesión de fotos, es mejor mirar productos inusuales. Por ejemplo, una gargantilla con un lazo voluminoso enfatizará el romance de la imagen.

    Obviamente, las gargantillas más lujosas corresponden a materiales más caros como diamante, perlas, oro...

    ¿Qué llevar con una gargantilla de lujo?

    • Un collar elegante que se ajusta perfectamente al cuello puede estar hecho de perlas, piedras preciosas y cuentas brillantes. A menudo tiene detalles adicionales: cadenas, colgantes. Un adorno tan exquisito puede complementar tanto un vestido de noche largo como un vestido elegante de estilo clásico. Por ejemplo, la princesa Diana adoraba las gargantillas de perlas.
    • El collar voluminoso brillante hará que tu look sea muy femenino. Pruébalo en vestidos formales con escote abierto.

    ¿Por qué las gargantillas no pasan de moda?

    Muchas mujeres se sienten más hermosas y sexys cuando siguen la moda: les encanta la confianza que les da la joyería original y elegante. Las gargantillas son especialmente populares entre las mujeres modernas de la moda. 

    Están hechas de diversos materiales como cinta, ante, terciopelo, cuero y similares. Algunos de ellos son más extraños: hechos de metales, tela e incluso gemas.

    Es posible que los amantes de la moda moderna ni siquiera sepan que estos accesorios se encuentran entre las tendencias de moda más antiguas. Se cree que estos collares se usaron por primera vez en culturas antiguas, en Egipto y Mesopotamia. 

    En ese momento, los aldeanos pensaron que usar gargantillas los protegería del mal y les daría fuerza. De hecho, la historia de la gargantilla se remonta a cientos de años.

    Las gargantillas se ven mejor en aquellos con cuellos largos y delgados. Si tienes un cuello muy corto, la gargantilla no se verá armoniosa a menos que sea muy fina y sencilla. Como todos los collares, acentúa tus rasgos faciales más fuertes enmarcándolos. Si tiene una cara redonda, manténgase alejado de las gargantillas, ya que acentuarán la redondez. Si tiene una cara ovalada, puede usar collares de cualquier forma, longitud y estilo.

    Están de moda por algo tan simple como que nunca han dejado de estarlo. Gracias al diseño de las mismas, a la historia que esconde detrás de ella, a sus precios asequibles ya que están hechos para todo lo que puedas o quieras gastar, pero sobre todo, a la singularidad que tienen.

    Subir

    Utilizamos Cookies