10 Mascarillas faciales caseras con miel

Miel con limón

Durante siglos la gente ha utilizado la miel para mantener una piel más bonita, más joven y sobre todo más sana. Las siguientes mascarillas faciales caseras con miel harán que sepas cómo utilizar este alimento en tu ritual de belleza.

Cabe destacar que la miel es un alimento que tiene muchos beneficios no solo para nuestra salud, sino también para nuestra piel, gracias a sus componentes bioactivos.

10 mascarillas faciales caseras con miel

Estas 10 mascarillas te serán más que útiles. Todo depende de lo que estés buscando o de los ingredientes que tengas en tu casa. Debes de saber que estas mascarillas son completamente naturales. ¡Echa un vistazo!

Importante: Para la preparación de varios tipos de máscaras con miel, la miel se complementa con varios productos: huevos, aspirina, refrescos, leche, hierbas, aloe, frutas. 

Miel con aspirinas

El efecto milagroso de la máscara de aspirina y miel se compara con los procedimientos de salón. También puede eliminar el acné y los puntos negros . También seca la inflamación y alivia la irritación.

Para su preparación, utilizarás cuatro pastillas de aspirinas y las convertirás en polvo y se mezclan con una cucharadita de agua. 

Se agrega la misma cantidad de miel líquida a la masa y la masa se lleva a la homogeneidad. Aplicar sobre la dermis con la mano, esponja o brocha, evitando las zonas del contorno de ojos y boca. Después de veinte minutos, la máscara se lava y se aplica un producto de cuidado.

Miel con Canela

Miel con Canela

Esta mascarilla de miel con canela estimulará y mejorará el suministro de oxígeno a la dermis. Es versátil, pero funciona mejor para pieles con signos tempranos de envejecimiento. 

Para preparar, mezcla una cucharadita de canela en polvo y miel líquida. Para pieles muy secas, está permitido agregar la misma cantidad de extracto de oliva. Aplicar sobre el rostro con el cuello a lo largo de las líneas de la piel, dejando durante veinte minutos. Lavar con agua templada.

Miel con huevos

Miel con huevos

El efecto de la mascarilla es nutritivo. La piel se vuelve aterciopelada, suave y radiante. Para hacer esta mascarilla, mezcle un huevo y una cucharadita de miel hasta que quede suave. La mezcla se distribuye por el rostro y el escote. Se consume todo el volumen. Mantenga durante veinte minutos, enjuagando con agua fría.

Miel con limón

Miel con limón

La piel obtiene un a excelente frescura con esta mascarilla. El uso regular aliviará la pigmentación relacionada con la edad, dará a la piel un aspecto radiante y saludable, alisando la fina malla de arrugas. Esta mascarilla no debe utilizarse para pieles muy secas debido al efecto de secado.

Agregue una cucharada de miel líquida a un par de cucharaditas de jugo de limón fresco. En lugar de jugo de limón, puede utilizar la pulpa de la fruta. El producto se aplica sin afectar la zona del contorno de ojos. Dejar actuar media hora enjuagando con agua fría.

Miel con avena

Miel con avena

Esta mascarilla es buena en invierno para eliminar la descamación, la sequedad y el color apagado. La miel nutritiva y la suavidad de la avena dejarán la piel suave y radiante.

Mezcle partes iguales de miel líquida con avena hasta obtener una masa pegajosa. Es mejor utilizar copos pequeños para conseguir la textura deseada. La masa se aplica en una capa uniforme sobre la dermis, se mantiene durante veinte minutos. Lavar con agua de temperaturas contrastantes, es decir; Agua caliente y luego agua fría.

Miel con yema de huevo

Miel con yema de huevo

Cuidado perfecto para pieles maduras en casa. Después de la aplicación del curso, el rostro se ve más arreglado, la piel rejuvenece y aparece una sensación de comodidad. Se mezcla una cucharadita de miel líquida con la yema hasta que quede suave. Se aplica sobre el rostro limpio y el escote de manera uniforme durante veinte minutos.

Miel con leche

Miel con leche

La miel con leche es la combinación perfecta para convertir la piel problemática en una perfecta. Se limpia, nutre, pule y revitaliza.

Para una parte de miel, tome dos partes de leche y lleve la mezcla hasta que quede suave. Aplicar la mezcla líquida con una esponja o un algodón. La mezcla se seca rápidamente, es importante aplicarla en una capa fina. Deberá agregar nuevos periódicamente, mantener durante veinte minutos y lavar, terminando con agua fría.

Miel con café

Miel con café

Más bien, no es una mezcla común, sino una mascarilla exfoliante, que limpia y nutre al mismo tiempo. Todas las irregularidades, inflamaciones, puntos negros desaparecerán. Además, la dermis recibirá micromasaje para mejorar el flujo de oxígeno.

Mezcle una cucharada grande de posos de café para dormir y miel líquida. La papilla fragante se extiende sobre la piel, se mantiene durante diez a quince minutos y se lava bien. Terminar con la aplicación de una crema hidratante.

Miel con banana

La pulpa de plátano contiene muchas vitaminas y nutrientes. La consistencia de la mascarilla será suave. Es ideal para pieles secas y envejecidas. La tez mejorará, el enrojecimiento desaparecerá, la pigmentación desaparecerá y las arrugas se suavizarán.

Batir el plátano pelado y una cucharada grande de miel en el puré. Aplicar una capa gruesa en el rostro durante veinte minutos, enjuagar.

Miel Con gelatina

Miel Con gelatina

A quince gramos de miel, agregue cuatro gramos de gelatina, sesenta y cinco gramos de glicerina y treinta mililitros de agua. La gelatina se remoja en agua tibia. Los componentes restantes se agregan a la sustancia ya hinchada y todo se calienta en un baño de vapor hasta que la gelatina se disuelve. La mezcla tibia se extiende por el rostro y el escote durante veinte minutos. Lavar con un algodón y leche.

Índice

    Relacionado

    Subir

    Utilizamos Cookies