Manicura Francesa

manicura francesa

Una manicura francesa es lo más clásico en el mundo de las uñas, pero “clásico” no tiene por qué significar “aburrido”. Hay muchas formas de hacer una manicura francesa de manera que no sea siempre lo típico y variar un poco el estilo, sin salir de su esencia.

Por supuesto, puedes mantenerlo atemporal con puntas blancas, pero si estás buscando algo más divertido, puedes probar con puntas multicolores, con brillo o usar un destello de esmalte rojo, dorado, plata en fin lo que desees.

Cómo hacer esta manicura clásica

Ni siquiera necesitas ir a un salón para lograr los consejos franceses perfectos; en realidad, son extremadamente fáciles desde casa. Aquí tienes una guía paso a paso para probar tu propia manicura francesa:

Paso 1 – Vamos a preparar nuestras uñas

Como cualquier manicura, asegúrate de quitar todo el esmalte de uñas de antemano con un quitaesmalte sin acetona. Corta y lima tus uñas en la forma que prefieras. A continuación, aplica un poco de aceite para cutículas y empújalas suavemente hacia atrás, termina con una crema de manos para darte una experiencia digna de un salón.

Paso 2 – Pintamos nuestra base

Elije dos colores diferentes: si prefieres lo clásico, querrás utilizar un color nude para la base y un esmalte blanco para las puntas.

Comienza con una capa base y espera dos minutos para que se seque, luego usa el esmalte nude (o el color que te guste) en toda la uña, teniendo cuidado de esperar dos minutos entre capas. Mientras pintas, asegúrate de aplicar solo capas delgadas y comienza en la parte inferior de la uña desde el medio antes de pintar los lados.

Paso 3 – Punta clásica de una manicura francesa

Después de dejar secar la segunda capa, pintarás la punta de la uña con blanco (o un color llamativo que sea de tu gusto).

Puedes hacer esto a mano alzada o usar tiras de guía para ayudarte, solo asegúrate de que la segunda capa de esmalte esté lo suficientemente seca como para que las tiras de guía no causen marcas. Espera otros dos minutos para que se sequen las puntas y séllalo todo con una capa superior de esmalte transparente.

Ideas de manicura francesa divertidas

Con puntas amarillas

Aléjate de las típicas puntas blancas y agrega un toque de color a tu manicura francesa, para ello puedes probar con un tono amarillo o bien tu color favorito.

Francesa ondulada

¿Quién dice que no puedes adoptar una nueva forma o estilo? En lugar de esa línea recta tan tradicional, dale a tus puntas un borde ondulado, un toque diferente y chic.

Rosa neón

 El esmalte neón no tiene por qué ser solo una tendencia de verano. Úsalo todo el año en las puntas de tu manicura francesa y deslumbra con ellas.

Manicura francesa clementina

Estas uñas inspiradas en los cítricos son lo más dulces posible, un diseño simple como este puede ser muy fácil: solo dibuja un círculo con esmalte naranja, luego haz dos rayas finas con verde para las hojas y agrega una pequeña porción de blanco en el medio para más dimensión.

Minimalista

Este diseño elegante es similar a una manicura francesa normal, pero las líneas se mantienen delgadas, lo que la hace parecer más sofisticada. Las uñas cuadradas con líneas blancas redondeadas lo mantienen fresco.

Multicolor

¿No puedes elegir qué color poner en la punta? Prueba con un color diferente para cada dedo. Mantén el esmalte base transparente para que tus puntas sean la estrella del espectáculo.

Manicura francesa metálica

Sube de nivel el factor frío de tu manicura francesa cubriendo las puntas con un esmalte metálico atrevido.

Francesa con purpurina

Brilla con una capa base nude y puntas brillantes.

En forma de corazón

Saca a relucir tu niña interior con esta divertida manicura francesa, en serio, qué lindo es este look, completa el diseño con tachuelas doradas.

Imágenes con mas ideas

Productos que te servirán